Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
SR. PEDRO ACEDO PENCO Alcalde de Mérida desde 1995.

SR. PEDRO ACEDO PENCO Alcalde de Mérida desde 1995.

Obra:

Texto del 28/04/05,
Fotografía cedida por el Ayuntamiento de Mérida

Mérida o Augusta Emerita, capital de la antigua Lusitania, es hoy una ciudad moderna con dos mil años de historia, que ha dejado huella en edificios, monumentos y calles pero también en sus gentes. Pedro Acedo Penco, de espíritu luchador y defensor acérrimo de su tierra, es un representante de esta herencia cultural que se enorgullece de poder contribuir con su labor política al desarrollo económico, social y cultural  de una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad.

Trayectoria política ascendente

Mis inquietudes políticas nacieron en una época muy distinta a la actual. Fue en 1987, cuando accedí por primera vez al Ayuntamiento de Mérida en calidad de concejal independiente dentro de las lista de Alianza Popular. Al año siguiente me afilié al Partido Popular (PP), y en las elecciones municipales de 1991 me presenté como candidato del PP a la alcaldía de Mérida; pero no sería hasta las siguientes elecciones, en 1995, cuando me convertiría en alcalde de Mérida siendo reelegido en las dos siguientes convocatorias. Además de otras responsabilidades dentro del ámbito político y empresarial, mi profesión y auténtica vocación es la publicidad y la comunicación, entorno en el cual he desarrollado una dilatada trayectoria.

Formación social del político

El Ayuntamiento se ha convertido en un entorno formativo de primer orden para cualquier político, ya que aporta una visión de la realidad social muy próxima a los intereses del ciudadano. En el campo de la gestión municipal se adquieren conocimientos sobre el mundo empresarial pero también una actitud política, una manera de ver e interpretar la gestión municipal que se alcanza analizando y estudiando la sociedad y su entorno. Al igual que yo, otras personas de mi generación entramos en el mundo de la política de forma casual. En realidad teníamos un reconocimiento social a raíz de otras actividades docentes, empresariales, profesionales… y, en principio, no teníamos un perfil netamente público, a diferencia de los actuales políticos.

Mérida, enclave histórico de comunicaciones

Históricamente, la ciudad de Mérida ha representado un enclave fundamental en la historia de las comunicaciones y el comercio. Mérida, Tarragona y Córdoba fueron fundadas por el emperador romano Octavio Augusto convirtiéndose en las tres capitales de la Hispania romana. Mérida, fundada en el año 25 a.C., fue la mayor de ellas, porque aún sin ser puerto de mar ha sido un nudo de comunicaciones con el resto de la Península. Fue principio y fin de la vía de la plata que unía Mérida con Astorga y Lisboa. Era un cruce de caminos que perdura en la actualidad y que permitirá que en un futuro pase el AVE Madrid-Lisboa.

En busca de sinergias entre Administración local y autonómica

Las relaciones entre la Administración local y la autonómica nunca resultan fáciles. En nuestro caso hay voluntad, y se intenta que las relaciones sean fluidas. Existen muchas competencias compartidas que ponen de manifiesto la falta de una segunda Transición, el traspaso de competencias a los Ayuntamientos. Las instituciones autonómicas han sido imprescindibles para conseguir el crecimiento real y futuro de Mérida pero deben aportar más. Hemos reclamado un estatuto de capitalidad para Mérida que permita recibir ayudas económicas.

Potencialidades industriales de la ciudad

Como centro neurálgico y de comunicaciones, Mérida y su área de influencia representan un espacio muy atractivo para la industria, como la cárnica, que se encuentra plenamente consolidada en la ciudad. El sector vitivinícola auspicia un futuro esplendoroso para estas tierras. Y la apuesta firme por la construcción de espacios industriales va a contribuir a un desarrollo importante de otros campos de negocio. El sector servicios se encuentra totalmente instaurado, con hoteles de gran nivel, un parador y muchas plazas hoteleras que seguirán aumentando para acoger el gran volumen de visitantes y turistas que recibe la ciudad.

Mantenimiento de una ciudad histórica

El Consorcio de la Ciudad Monumental Histórico-Artística y Arqueológica de Mérida, del cual soy vicepresidente, se encarga del estudio y planificación del mantenimiento del patrimonio monumental de la ciudad. La rehabilitación de espacios, la iluminación de edificios y zonas, el estudio del subsuelo, entre otros, son aspectos que discuten y estudian con rigor y profesionalidad los técnicos que lo integran. Es una entidad modélica y un referente para otras ciudades con patrimonio histórico y artístico.

Capital autonómica y capital romana en España

Mérida, con una población superior a los 50.000 habitantes, recibe diariamente a unas 10.000 personas, un volumen destacable que se relaciona con la presencia en la ciudad de las consejerías de la Junta de Extremadura y el parlamento, de una zona industrial y del hecho de ser ciudad Patrimonio de la Humanidad. Su riqueza histórica y patrimonial, posiblemente la más destacada después de Roma, comportó que en el año 2004 Mérida registrara 600.000 visitantes, una cifra considerable que conlleva tener que proporcionar muchos servicios y disponer de infraestructuras adecuadas.

Sólo superada por Roma

Mérida es la segunda ciudad del mundo romano después de Roma. Si a alguien le gusta la historia y la época romana no puede dejar de visitar la antigua Augusta Emerita, donde podrá descubrir una herencia cultural y histórica casi única. Desde el Ayuntamiento y a través del Patronato del Festival de Teatro Clásico, se organizan destacadas actividades artísticas y culturales como el festival de teatro clásico, un reclamo cultural de primera línea a nivel nacional durante el período de verano.

Ciudad dinámica con perspectivas de crecimiento

La facilidad de comunicaciones, una industria en desarrollo, la actividad derivada de la presencia de diferentes organismos de las administraciones, además de la actividad turística, generan un importante volumen de empleo de personas que, aunque trabajan en la ciudad, no siempre residen en ella. Las nuevas vías de comunicación han facilitado la residencia en localidades urbanas menores e incluso en zonas rurales. Aun así, en los próximos dos años está previsto que en Mérida se construyan 7.000 viviendas privadas. El Ayuntamiento ha cedido terrenos a la Junta de Extremadura para la construcción de viviendas sociales que facilitarán el acceso a la vivienda a los sectores de población más necesitados.

Pasear y tomar asiento en todos los monumentos de la ciudad

Mérida es otra ciudad. En los últimos años se ha producido un gran cambio. Hoy es una ciudad amable y limpia. Hemos peatonalizado muchas calles y plazas, ensanchado las aceras, revitalizado los ríos que atraviesan la ciudad, con sus paseos en las orillas, además de las zonas verdes que se han dispuesto en la presa romana de Proserpina, una de las pocas obras hidráulicas romanas de estas características en todo el mundo que se encuentra llena y en uso. Son elementos que han cambiado la percepción y valoración de la ciudad. Hoy es posible pasear y tomar asiento en todos los monumentos de la ciudad a través de un paseo primoroso que va desde el puente romano hasta el entorno del Museo Nacional de Arte Romano.

Hacia una universidad y una sanidad de calidad

En el aspecto educativo y de formación Mérida ha avanzado mucho pero todavía le quedan metas por alcanzar. El Consorcio del centro adscrito de la Universidad Nacional de Educación a Distancia en Mérida, que presido como alcalde, es un espacio formativo importante pero no es presencial. Es una reivindicación de toda Extremadura la necesidad de dotar de carreras de grado superior a un colectivo de estudiantes que reclaman no tener que desplazarse a otras localidades. En lo referente a la sanidad, se deben mejorar y modernizar las infraestructuras actuales.

La Transición, un pasado reciente casi olvidado

A veces se olvidan cosas tan extraordinarias como el pacto al que se llegó para conseguir una Transición pausada y progresiva hacia la democracia. Fue una etapa modélica de la historia de España. Las jóvenes generaciones actuales no vivieron ni la etapa de la dictadura ni la Transición y no son conscientes de la importancia de los hechos sucedidos en los años setenta y ochenta. Lamento que se esté olvidando injustamente la labor que muchos españoles realizamos, impagable, para alcanzar un estado democrático.

La Reina, alcaldesa perpetua de la ciudad de Mérida

No cabe duda de que nuestro Rey, que junto a la Reina, alcaldesa perpetua de la ciudad de Mérida, ha sido la clave de nuestra evolución y de una Transición envidiada por infinidad de países, es una persona inteligente, tranquila, que ha sabido aportar estabilidad política en determinados momentos de crispación como el 23-F, y además ha sido el garante de un desarrollo armónico del país dejando su impronta en los terrenos económico, cultural, social… Es todavía hoy un buen mediador en nuestro sistema político imponiendo sensatez en muchas situaciones. El Monarca español es un personaje irrepetible.

La Monarquía, un bien común a conservar

La Monarquía ha funcionado muy bien y debemos ser agradecidos y solidarios con una institución que ha dado resultados más que positivos. La continuidad de la Monarquía está garantizada porque el pueblo aprecia a una figura que ha demostrado su capacidad en infinidad de ocasiones.