Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
SR. PEDRO HERRANZ HERNÁNDEZ Alcalde de Molina de Aragón desde 2003.

SR. PEDRO HERRANZ HERNÁNDEZ Alcalde de Molina de Aragón desde 2003.

Obra:

Texto del 31/05/05,
Fotografía cedida por el Ayuntamiento de Molina de Aragón

La ciudad del “bosque petrificado” es también un ejemplo de núcleo urbano sostenible. Don Pedro Herranz, un maestro que deja las aulas para hacer pedagogía de solidaridad municipal, busca todos los recursos y colaboración ciudadana para que Molina de Aragón sea  beneficiaria de la modernidad y los grandes avances que ya están aquí: nueva sociología urbana, turismo interior, formas avanzadas de comunicación… Un buen trabajo para un buen maestro.

Apuesta por consolidar una comunidad tolerante, libre y respetuosa

Creo sinceramente que las personas debemos la mayor parte de lo que somos y de lo que carecemos a la comarca y la población donde hemos nacido y hemos crecido. En mi caso, me siento totalmente identificado con el área geográfica en que nací y en la que actualmente desempeño mis responsabilidades políticas. Y me gustaría poder colaborar no sólo a su mantenimiento y crecimiento, sino también consolidar una comunidad tolerante, libre y responsable. Por eso aposté por la política municipal.

Molina de Aragón se sitúa en la comarca de El Real Señorío de Molino, formada por 69 poblaciones

En nuestro municipio, cabeza de la comarca del Señorío de Molina, residen 3.529 personas. A pesar de que su número pueda parecer reducido, hemos de pensar que Molina de Aragón se sitúa en la comarca de El Real Señorío de Molino, formada por 69 poblaciones de pocos habitantes. El censo actual recoge unos 6.900 habitantes en una superficie de extensión similar a la de la provincia de Álava. Precisamente, éste es el gran problema de nuestro territorio. Las condiciones climatológicas, económicas y sociales no han promovido hasta el momento la recuperación demográfica de estas zonas, que están mayoritariamente pobladas por varones solteros de más de 50 años. En este sentido, cuando algunos visitantes me comentan lo bien que se vive aquí y lo mal que se está en la ciudad, no dudo en responderles que Molina de Aragón reúne las condiciones idóneas para que se instalen de manera permanente, no hay una tasa de desempleo significativa, los servicios sociales mínimos están cubiertos y el precio de la vivienda es asequible. Pero la nuestra es una sociedad urbanita y utilitarista, y la vida aquí puede resultar en ocasiones bastante dura por las condiciones climáticas, el aislamiento o la falta de determinadas actividades lúdicas y sociales.

Disponemos de un helipuerto para trasladar las urgencias a la capital

El hecho de que nuestra comarca esté escasamente poblada determina que, por una cuestión simplemente estadística, el número de habitantes que precisa atención sanitaria de urgencia sea muy reducido. No obstante, una visión menos estadística y más humana demuestra que los 144 kilómetros que nos separan de la capital pueden provocar retrasos y falta de eficiencia en la atención de los casos críticos. En estos momentos, se está negociando con la Consejería de Sanidad para disponer de unidades de UVI móviles que permitan reducir el tiempo de espera hasta la intervención de los pacientes que sufren accidentes circulatorios o cardíacos, de forma que la primera atención se produzca como máximo 12 minutos después de la llamada de urgencia. De todas maneras, aun admitiendo las limitaciones presentes, cabe reconocer que la mejora de las condiciones de asistencia sanitaria ha sido significativa porque en la actualidad, por ejemplo, se dispone de un helipuerto con servicio las 24 horas para trasladar las urgencias a la capital.

El turismo puede ser la manera de fortalecer la economía y la demografía de nuestra comarca

Tradicionalmente nuestra comarca se ha centrado en el cultivo de los cereales de secano, como trigo, cebada, avena y centeno, y en la ganadería bovina. En Molina también se han desarrollado actividades comerciales y artesanales. Actualmente se está potenciado la implantación de actividades industriales vinculadas con el sector del vidrio y especialmente el turismo. Para difundir el turismo nos hemos valido de diversos medios, la participación en la feria Fitur, la difusión de información a través de una página web, la inclusión de nuestra localidad en la Ruta del Cid, la creación de una oficina de turismo, así como cualquier evento o medio de comunicación que permita darnos a conocer. Tenemos muy presente que el turismo puede ser una manera de fortalecer y mejorar no sólo la economía, sino también la demografía de nuestra comarca, pero no a cualquier precio. Nuestro turista ideal es aquel que esté interesado por el paisaje y la historia de nuestra región, que desee degustar nuestra gastronomía, hospedarse en nuestros alojamientos, casas u hoteles rurales y recorrer nuestras tierras con tranquilidad y respeto hacia el medio ambiente.

Una de las puertas del Parque Natural del  Alto Tajo

Desde 1992 las autoridades municipales apostaron por el desarrollo turístico del área teniendo en cuenta nuestro patrimonio arquitectónico y natural, ya que somos una de las puertas del Parque Natural del  Alto Tajo. Por fortuna, actualmente ya se pueden percibir los primeros frutos y recibimos visitantes sobre todo durante la campaña estival, las vacaciones de Semana Santa, de Navidad y en la temporada de caza. En este sentido, hemos de tener presente que el atractivo cinegético de Molina de Aragón es doble, los cazadores de arte mayor pueden desarrollar su actividad en el parque mientras que los que están interesados por piezas menores como liebres, perdices o conejos practican su afición en las fincas de nuestra localidad.

El “bosque petrificado”

Nuestra comarca esconde tesoros patrimoniales y naturales singulares. El más representativo, sin duda, es el bosque petrificado. Se encuentra en la Sierra de Aragoncillo, a 15 kilómetros de Molina de Aragón, y se trata de un bosque fósil del período cuaternario. Dado el interés y rareza de este espacio, le hemos dedicado una atención especial desde el Museo de Molina, un espacio centrado en el origen y evolución de la vida en la Tierra.

La belleza y singularidad del Castillo-Fortaleza del siglo XII lo han convertido en nuestro principal reclamo arquitectónico

Nuestra localidad cuenta con una vasta riqueza artística. Básicamente este patrimonio se cifra en el Castillo-Fortaleza del siglo XII, con restos de un castillo islámico del siglo X, que se sitúa en el centro de la ciudad. La belleza y singularidad del edificio lo han convertido en el vértice del desarrollo turístico porque es nuestro principal reclamo arquitectónico. Sin embargo, esta fortificación está rodeada por un casco histórico también destacable. Desgraciadamente, hasta hace 12 años su estado de conservación era lamentable. Gracias a un proyecto de remodelación integral no sólo hemos conseguido rehabilitar ya el 30% de los edificios, sino que, mediante la colaboración de la Junta de Castilla-La Mancha, se ha obtenido el reconocimiento de Molina de Aragón como Área de Rehabilitación Integral. Esta distinción permite obtener ayudas especiales para restaurar los edificios singulares adaptándolos a las necesidades modernas, es decir, permitiendo que sus interiores se conviertan en viviendas confortables. En este sentido, una de nuestras prioridades ha sido compatibilizar la conservación y el encanto del casco histórico con las necesidades actuales de la vida moderna. No tiene sentido convertir exclusivamente la zona histórica de una localidad en un lugar de interés turístico sin tener en cuenta las necesidades diarias y la comodidad de sus habitantes, que son quienes lo habitan.

Don Juan Carlos inagurará el Congreso de la Red de Pueblos y Ciudades Sostenibles de octubre de 2005

Para los habitantes de Molina de Aragón el respeto hacia el medio ambiente es una prioridad absoluta. Por este motivo, hemos sido especialmente cautelosos en las cuestiones relacionadas con el agua. Nuestro interés e implicación fueron tales que incluso nos atrevimos a competir para acoger el Congreso de la Red de Pueblos y Ciudades Sostenibles que se celebra en octubre de 2005. Tuvimos la suerte de ser elegidos entre diversas poblaciones, algunas de dimensiones considerablemente superiores a la nuestra, y Su Majestad don Juan Carlos I ha confirmado su asistencia para inaugurar el evento. Este hecho nos honra y compensa el esfuerzo de modernización que la localidad está llevando a cabo.

Los formas de Estado no son indefinidas, sino que evolucionan y se modifican a través de los tiempos

El partido al que estoy afiliado, el PSOE, tiene como principio básico la radical igualdad de todos los seres humanos. Desde ese principio, pues, es imposible asumir la legitimidad de la Monarquía como forma de Estado, dado su carácter hereditario. Ahora bien, debemos reconocer, y lo hacemos, la actuación de don Juan Carlos el 23 de febrero de 1981, sobre todo comparándola con la de su abuelo Alfonso XIII durante la  Dictadura de Primo de Rivera, y su capacidad para rodearse de los colaboradores apropiados y para tejer acuerdos que ha demostrado a lo largo de estos años de democracia. Por estas razones, y teniendo en cuenta el contexto político actual y el hecho de que esta forma de Estado fue promulgada en la Constitución de 1978 y refrendada por el voto de los ciudadanos, la Monarquía constitucional se muestra como un sistema adecuado para nuestro país. No obstante, las formas de Estado no son indefinidos, sino que evolucionan y se modifican a través de los tiempos en función de los contextos y de las reformas sociales, de manera que no podemos hacer conjeturas sobre el futuro a largo plazo de esta institución.