Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
PEDRO LUIS VELASCO IBÁÑEZ.

PEDRO LUIS VELASCO IBÁÑEZ. GRUPO COSIMET

Obra:
Texto del 21/02 /2012 .
Fotografía cedida por Pedro Luis Velasco.

Además del sector siderometalúrgico, inmobiliario y asegurador, la familia Velasco lleva años apostando por las energías renovables, ámbito incipiente pero con mucho futuro que refleja su visión cívica del mundo de los negocios, basada en la creación de riqueza social. Es precisamente la imagen de honestidad y resistencia que ofrece su empresa la que necesita España si quiere recuperar la competitividad, lo que lograría mediante la responsabilidad y el diálogo.

Grupo empresarial familiar

Somos una entidad totalmente familiar, compuesta por cinco hermanos, tres hombres y dos mujeres, y los tres varones trabajamos en la empresa, que nació de la mano de nuestro padre hace 62 años. Es una empresa de distribución de aceros dividida en dos sociedades: Laminados Velasco, que actúa como distribuidor, y Cosimet, responsable patrimonial. Mi función es administrar los bienes externos a Laminados. Desde finales de la década de los 50 hasta los 80, cuando se dividen las dos sociedades, hemos sufrido, con suerte desigual, las diferentes crisis económicas que han afectado a España, pero puedo decir que siempre hemos salido fortalecidos de tales coyunturas. De hecho, Cosimet nació como división para desarrollar nuestro patrimonio, y al principio lo invertimos en la construcción y promoción de viviendas o naves, para decantarnosposteriormente por las nuevas tecnologías, los seguros y, sobre todo, las energías renovables.

“La joya de los chatarreros”

Nuestro negocio estrella es el de la chatarra, especialmente por volumen de facturación, superando los 500 millones de euros. Estamos asociados con la familia Riberas. Trabajamos para plantas de recogida y recuperaciones situadas en Valencia, Barcelona, Pamplona, Bilbao, Madrid, Sevilla y Vigo. Cuando las recogidas son importantes, se montan en cintas transportadoras y las preparamos para el recorte de estampación, quedando la chatarra reducida a un pequeño paquete muy brillante y atractivo. El gran valor que tiene es precisamente el ir bien empaquetado y con una gran densidad para su correcta fundición.

En España hemos pasado de fundir más de diez millones de toneladas de acero a tan solo tres

En España hemos llegado a generar aproximadamente cinco millones de toneladas para fundir en horno eléctrico, a los que se añadían otros cinco importados. En estos momentos de crisis, no solo no se consumen esos diez millones, pues hemos bajado a un tercio más o menos, sino que ya exportamos un 30%. Es decir, hemos pasado a fundir aquí solo tres millones: no se me ocurre un ejemplo más gráfico de lo que está pasando en la economía española.

Una sólida vocación internacional

El grupo tiene una sólida vocación internacional desde el año 2007. Cuando llegó la crisis empezamos a trabajar con las grandes acerías turcas, indias y chinas. Aunque no nos compensa tener mucha logística fuera de España, estamos muy bien implantados en varios países del este. En Rusia se encuentran dos plantas, tres en Polonia, una en Eslovaquia, Francia y Reino Unido y dos más en Alemania. Ahora mismo hay instalado un equipo en Brasil para intentar introducirnos allí, y también en México y Estados Unidos. La solución a la crisis para nosotros ha sido seguir a nuestros grandes proveedores a donde fueran.

La fidelización del proveedor es nuestro gran secreto

En el mundo de la chatarra el proveedor es prácticamente nuestro cliente, quien constituye parte del secreto para lograr crear una gran empresa. Es decir, nuestro objetivo es la fidelización del proveedor. Esto se consigue mediante un buen servicio y una gran transparencia en los precios. Mantenemos una relación muy cercana con el grupo Volkswagen y Corporación Gestamp, el mayor fabricante de piezas de estampación del mundo. Solo este último grupo representa unas trescientas mil toneladas. Mondragón, Volskwagen, Cie Automotive y Gestamp acaparan dos tercios de la generación de chatarra, pero trabajamos además para cientos de proveedores.

Mayor presencia en Asia

Disponemos de camiones propios y contratados para la recogida, lo que no está exento de complicaciones. Fidelizar una empresa es un proceso complejo. Las relaciones que las acerías mantienen con los chatarreros suelen ser largas y bien avenidas. Presentarse con un plan más “profesional” y ganarse su confianza es difícil, pues estamos hablando siempre de cifras muy importantes. Hasta hace poco solo trabajábamos en España, pero ahora lo hacemos cada vez más en Asia.

Futuro de la Acería Compacta de Bizkaia

La Acería Compacta de Bizkaia, que pertenece al grupo AcelorMittal, tiene capacidad para fabricar 1.900.000 toneladas. En el año 2007 todavía llegaba a esa cantidad, pero hoy lleva ya seis meses en paro total y la tendencia es que seguirá así hasta el verano; incluso se habla del desmantelamiento de la planta. Aunque en los últimos tres años ha trabajado a medias, me parece un error pensar que a una empresa tan fuerte no le va a ir bien en el futuro. Ante esta situación, el sentimiento en el mundo siderúrgico es de gran tristeza.

Trabajamos con Adeslas y el Igualatorio Médico de Bilbao

Poseemos una inmobiliaria que se ha convertido en un pequeño holding. También trabajamos con el Igualatorio Médico de Bilbao, en residencias de ancianos y centros de día junto con Adeslas. En este grupo hay empleadas unas 350 personas. Además somos propietarios de diferentes inmuebles de oficinas, de logística y del Hotel Meliá en Bilbao, todos ellos arrendados.

Apuesta por la energía fotovoltaica

Conscientes de la necesidad de fomentar la I+D y las nuevas tecnologías en nuestro país, en el 2005 nos introdujimos en el sector fotovoltaico con una pequeña empresa en Salamanca. Hemos pasado del cristal para huerta solar a vidrio especializado en integración arquitectónica, generando electricidad en el propio edificio en los colores que el mismo arquitecto desee en el proyecto. Ello potencia la generación de energía en función del color y la transparencia elegidos. Este tipo de energía podría ahorrar una gran parte del consumo actual.

El frío solar, una innovación de futuro

Al decidir salir del sector inmobiliario, participamos en el mundo de la seguridad, siendo nuestro grupo socio referente en una compañía suiza líder mundial en encriptación en Internet y en la venta de productos de lujo, especialmente en relojes, con el objetivo de evitar su falsificación. Por otro lado,  colaboramos con una empresa sueca dedicada al frío solar, fabricando un panel solar de alta temperatura para agua sanitaria que genera frío en una vivienda estándar sin necesidad del más mínimo consumo energético. Es un desarrollo complejo y de lenta maduración. Nuestra ilusión sería, en un fututo cercano, integrar este mismo sistema en automóviles, camiones y barcos. Invertimos mucho en ello y, aunque todavía vemos lejano el día en que se convierta en un verdadero negocio industrial, tenemos la satisfacción de saber que estamos trabajando en algo que, tarde o temprano, será parte de nuestro sistema de vida.

Asociados con el Grupo Ormazabal

En lo tocante a energías renovables en España, trabajamos con el Grupo Ormazabal, familia muy conocida en el País Vasco y la segunda empresa en fabricación de transformadores a nivel mundial. Mantenemos una sociedad con ellos al 50%. En la planta que tenemos en Béjar estamos investigando con mucha ilusión en conseguir que, además del cristal, podamos obtener energía con diferentes materiales, como la cerámica y el acero por medio de la deposición de polvo de silicio.

España necesita una fuerte inyección de capital

Es importante cumplir con los compromisos europeos de Bruselas, pero ante todo España necesita una fuerte inyección de capital. Hemos de volver a conquistar cierta confianza en nosotros mismos y demostrar que no hacemos las cosas tan mal como se piensa. Ahora estamos pagando todos los errores y abusos que cometimos en el sector inmobiliario los años anteriores.

Pérdida de prestigio de nuestro país

En España hemos dejado de cautivar al inversor extranjero y hemos perdido nuestra atractiva imagen en el exterior. Recuperarla es nuestra asignatura pendiente para volver a ser competitivos.

Salvo Alemania, toda la Zona euro está padeciendo dificultades

Una devaluación de la moneda constituiría una buena medida para combatir la crisis, pero el euro no permite hacerlo. Debido a ello, y salvo en el caso de Alemania, que tiene un recorrido importante en imagen y valor añadido, los demás países lo tenemos más complicado.

Emplear el dinero con criterio

Después de todos los excesos innecesarios llevados a cabo en la construcción, como edificios sin razón de ser o aeropuertos superfluos, es necesario que el dinero se invierta en obras que tengan sentido y generen valor añadido.

Ningún empresario disfruta reduciendo plantilla

En España la defensa del trabajador es en gran parte una herencia franquista. Los sindicatos adquirieron un gran poder de durante aquel período y han hecho suyos el mando y una pretendida relevancia. Todo debe tener su proceso de adaptación, evitando a toda costa tomar medidas drásticas. Es importante tener presente que ningún empresario disfruta reduciendo plantilla.

Abusos que afectan negativamente la imagen que los trabajadores tienen de los empresarios

Sin duda es necesario realizar recortes en España para volver a ser competitivos, pero convendría antes que nada dar ejemplo con indemnizaciones en prejubilaciones o sueldos que algunos ejecutivos de grandes entidades a menudo cobran, siendo estos tan absurdamente elevados que afectan de forma negativa a la imagen que los trabajadores tienen del 99% del resto de los empresarios.