Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Dr.Plácido Rodríguez González
PLÁCIDO RODRÍGUEZ GONZÁLEZ.
Fotografía cedida por el Dr. Rodríguez.

PLÁCIDO RODRÍGUEZ GONZÁLEZ. CLÍNICA VIDA

Obra:

Texto del 05-03-2013

Especialista en Urología, el doctor Rodríguez decidió crear esta clínica con el fin de mejorar la calidad sanitaria de sus vecinos canarios y de la comunidad de extranjeros que visita las islas o reside en ellas. Su éxito responde a una gestión óptima, propia del mundo empresarial, que debería primar en el quehacer de los políticos y en la Administración del Estado, hoy necesitado de una reformulación para acabar con el dispendio que suponen las autonomías.

Clínica nacida de la voluntad de ofrecer un servicio eficiente y bien gestionado

Cuando uno trabaja en un gran hospital es inevitable hacerse eco de las opiniones ajenas respecto al modo de ahorrar y gestionar dicho hospital, ya sea conservando mejor los equipamientos o perfeccionando el personal que en él realiza su labor. Llega así un día en que uno decide arriesgar parte de su capital y de su capacidad profesional y poner en práctica todas esas mejoras que siempre creyó necesarias. La satisfacción personal que produce haberlo logrado generando empleo y solucionando los problemas de salud de los habitantes canarios y los turistas que confían en nosotros compensa el sacrificio a que obliga gestionar una clínica privada como la nuestra, que es eminentemente quirúrgica, y se halla situada en una zona reservada y tranquila, lo que complace a los profesionales que, aunque no trabajen con nosotros de forma directa, sí vienen a ella a operar algunas veces.

El sector de la medicina pública y el de la privada coexisten amigablemente

Prestamos un servicio hospitalario integral, cubriendo cada vez más patologías, principalmente de cirugía general y traumatología, las cuales demandan mucha asistencia. Tenemos que saber entonces hasta dónde podemos llegar, pues algunas intervenciones de urgencia, como pueda ser un cateterismo cardíaco, requieren de aparatos de ultimísima generación que solo poseen los gran hospitales públicos. Considero no obstante que tanto el sector de la medicina pública como el de la privada han de coexistir amigablemente y que el segundo debe emplear mejor todos los recursos de que dispone.

Delegamos en centros ambulatorios periféricos

Además de la clínica, gestionamos un conjunto de centros periféricos en distintos puntos de la zona norte de Tenerife: Puerto de la Cruz, Icod de los Vinos, Los Realejos, Santa Úrsula, Tejina, La Laguna, Tacoronte, Buena Vista, etcétera, donde atendemos de forma ambulatoria a los pacientes externos dirigidos desde la clínica. Delegar en los profesionales que trabajan en cada uno de estos centros me satisface de manera especial.

Asistir a una persona extranjera en su idioma forma parte del tratamiento

En Canarias existe una cultura de la medicina privada prevalente, quizá por el hecho de que nos dedicamos al turismo desde hace muchos años o acaso debido a la idiosincrasia de las islas, que es incompatible con la lista de espera y mejora el servicio al personalizarlo. Asistir bien a una persona extranjera en su lengua de origen representa el 50% del tratamiento, cosa que no puede ofrecer la Seguridad Social, para la que los idiomas suelen ser un escollo, algo que nosotros hemos sorteado gracias a nuestro personal plurilingüe.

La prevención es un pilar básico en todo sistema de salud

La prevención de la salud es un pilar básico de todos los sistemas de salud, ya sean públicos o privados, pero es algo que depende de que el ciudadano se conciencie de su importancia y se someta a chequeos periódicos, lo que evitaría grandes trastornos para él y ahorraría gastos hospitalarios. Un modo actual de mejorar la salud es la cirugía mínimamente invasiva, pues contribuye a que la recuperación del paciente sea mejor y más rápida.

Una buena gestión genera mucho ahorro

Una buena gestión de nuestros sistemas de salud ha de intentar, por un lado, acabar con el abuso de lo gratuito, y por el otro, crear hospitales semipúblicos para ahorrar costes. Del mismo modo que un buen comercio implica saber comprar, la gestión médica debiera buscar el mejor modo de gastar; por ello, unificar varios hospitales contribuiría a conseguirlo.

Tipología preferente de nuestros pacientes

Estamos habituados a tratar con pacientes de todas las edades, pero la gran mayoría la constituyen residentes extranjeros de edad avanzada que, huyendo del frío de sus países de origen, se asientan en las islas con la sana intención de mejorar sus eventuales patologías.

Ser competitivos es saber diagnosticar a tiempo

La rapidez de unos resultados clínicos resulta fundamental para aliviar las comprensibles angustias del paciente y ser competitivos dentro del sector, y para lograrlo ha sido necesario diseñar un sistema médico fundamentado en una gran autonomía de funcionamiento, tanto en laboratorio como en equipamiento general. Tras ocho años de existencia de la clínica y de treinta de los centros periféricos, creo que hemos alcanzado un grado de excelencia más que notable, y podría decirse que gracias al personal con que contamos, constituimos una clínica cinco estrellas.

El Gobierno de un país debería basarse en planteamientos empresariales

Un país, al igual que una empresa, ha de ser sobre todo rentable si quiere asegurarse longevidad y una cierta preeminencia; por ello, la persona llamada a dirigir el destino de un país debería haber asumido previamente la responsabilidad de una empresa y de un grupo de empleados, ya que aplicar planteamientos empresariales a las trascendentales decisiones que toda gestión de una estructura socioeconómica y política conlleva, me parece no solo acertado sino necesario.

Desánimo paralizante y contraproducente

Es indudable que la situación de crisis que viene atravesando nuestra economía está modificando la mentalidad de los ciudadanos con respecto a su vida laboral: si antes primaban valores como la formación o la evolución profesional, hoy día la actitud general tiende a ser más conservadora, lo que aminora o directamente elimina la inquietud empresarial y el afán personal de conseguir objetivos, factores esenciales para que una sociedad se fortalezca en su desarrollo.

Por una reforma laboral que aumente la conciencia de superación profesional

Si un puesto de trabajo no peligra, el rendimiento de los empleados corre el riesgo de disminuir. Por ello, la reforma laboral ha de estar encaminada a aumentar en los trabajadores la conciencia de que tienen que mejorar cada día más y esforzarse por alcanzar la mayor excelencia tanto en su profesión como en su vida personal; y en la era de la globalización en la que estamos entrando, este esfuerzo pasa irremisiblemente por aprender idiomas, aunque en España esto hasta ahora supone un gran problema que se explica en buena medida por una tradición educativa deficiente en el plano comunicativo.

Potenciar las iniciativas del emprendedor y de la propia ciudadanía

La iniciativa privada, antes que los organismos públicos, es la que de veras crea empleo en España. Para conseguirlo, la voluntad de asumir riesgos de los empresarios es esencial, por lo que el Estado habría de facilitar al máximo su labor y apoyar sus proyectos. Hay que potenciar las iniciativas del emprendedor y del propio ciudadano si queremos dejar atrás el conformismo, la comodidad y la desvinculación de la responsabilidad en que se halla inmersa gran parte de la sociedad española; el futuro de nuestro país reside en que seamos capaces de afrontar con éxito este importante reto.

Fiscalidad común en la Zona euro: un asunto controvertido

Configurar un modelo homogéneo de fiscalidad europea es un asunto delicado. Es verdad que la Unión Europea no pude apoyarse exclusivamente en una moneda única sin una fiscalidad común asociada, pero toda acción encaminada a aunar organismos e intereses comunes dentro de la Zona euro ha de depender de una clase política europea seria que previamente haya pactado un acuerdo conjunto para seguir un camino común.

Sanear las entidades bancarias y recuperar el crédito

La alarmante falta de crédito supone un grave problema no solo para las pymes españolas, sino también para las de muchos otros países europeos. Resulta pues evidente que hasta que no se consiga equilibrar los balances bancarios, Europa va a continuar padeciendo una grave escasez crediticia. Por tanto, la prioridad es llevar a cabo el saneamiento de la banca y la posterior flexibilización de los créditos, aunque las mayores entidades financieras no parecen estar dispuestas a arriesgar su capital en beneficio del país.

Diseñar un plan que incremente la productividad del país

Hemos de evitar crecer desordenadamente, y una manera de lograrlo sería diseñar un plan que incremente la productividad del país intentado mejorar tres pilares básicos de nuestra sociedad: el sistema educativo, la formación profesional y la inversión en I+D+i. Asimismo, cabría flexibilizar el mercado laboral haciendo lo posible por recapitalizar el sistema financiero y reducir el intervencionismo público, siempre enfocados en implantar las bases de una economía real de producción ajena a todo tipo de estrategias especulativas.

La descentralización del Estado supone una gran carga económica

España adolece de un exceso de Administración autonómica. El enorme despliegue del Estado de las Autonomías ha supuesto durante años una onerosa carga para la economía del país. Si bien es cierto que el proceso central de desarrollo autonómico se produjo durante una de las más largas y fructíferas etapas de crecimiento económico y social de nuestra historia, lo que justificaba de algún modo los gastos de dicho proceso, la recesión actual impide continuar afrontando el derroche que nuestro Estado descentralizado constituye para las arcas públicas.