Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. Raúl Aledo Coy
RAÚL ALEDO COY.
Fotografía cedida por Raúl Aledo.

RAÚL ALEDO COY. AIRE NETWORKS

Obra:

Texto del 11/07/12

La reivindicación del excelente nivel de las empresas tecnológicas españolas y la crítica a la falta de ayudas públicas para materializar los proyectos de los jóvenes talentos comprometidos con el crecimiento del país vertebran el discurso de los responsables de una entidad estandarte en la prestación de servicios de telecomunicaciones, que advierten de la necesidad de escoger una profesión por motivos vocacionales y no económicos si se quiere ser realmente productivo.

Incursión precoz en el ámbito de las tecnologías de la información

En 1998, tres adolescentes de mente inquieta diseñamos un proyecto de programación de sistemas web y alojamiento de contenidos online, gracias al apoyo incondicional de nuestros padres. Fue una idea novedosa porque en España, el servicio de Internet era aún de uso minoritario, e incluso el método de conexión resultaba rudimentario. Tras este primer éxito como programadores, ya advertimos que los sistemas de almacenamiento convencionales todavía vigentes, en soporte físico como los discos duros, quedarían relegados en favor de espacios de almacenamiento en la misma red, lo que hoy día conocemos popularmente como la nube, que permitirían que el usuario pudiese consultar los datos guardados desde cualquier punto del mundo.

Programación y almacenamiento de contenidos en red y fibra óptica

Una vez asentados como una entidad de programación y almacenamiento de contenidos en red, aparece la posibilidad de colaborar con un grupo de empresarios de la zona de Levante, involucrados en el cableado de fibra óptica a nivel nacional. De esta manera, en el año 2000 surge Aire Networks; una ambiciosa empresa de telecomunicaciones con una elevada implicación social, porque su objetivo era llevar el ancho de banda a aquellas zonas rurales de difícil o nulo acceso al cableado convencional y/o fibra óptica, mediante el uso de un sistema de red híbrido compuesto por cables y radioenlaces, que transmitiesen los datos en forma de ondas. Con este sistema, cualquier localidad de nuestro país, por apartada, aislada y limitada que estuviese, podría disfrutar de televisión por cable, servicios de telefonía fija e Internet.

Diseño y ejecución de redes de comunicación

Aire Networks crea infraestructuras en y para el territorio nacional. Nuestra fórmula de trabajo se basa en el diseño y la ejecución de redes de comunicación a partir de las demandas de otras empresas de telecomunicaciones que desean dar servicio a poblaciones remotas o aisladas. Desarrollamos proyectos que requieren la intervención de un equipo multidisciplinar –topógrafos, ingenieros de telecomunicaciones, de caminos, etcétera–, por cuanto nuestro trabajo se inicia con estudios específicos de la orografía de la zona y se materializa en la ejecución del proyecto de interconexión, para ofrecer a los ciudadanos servicios de voz, datos y transporte de señal digital.

Radioenlaces que posibilitan la circulación de información en territorios imposibles de cablear por razones orográficas

Durante nuestros 12 años de historia hemos conseguido cubrir un área de 18.000 km y dar servicio a: grandes centros de datos, ISP (proveedores de servicios de Internet) y multinacionales y operadores de ámbito nacional y local. Contamos con grupos de trabajo altamente calificados en todas las provincias de España que se encargan de instalar, mantener y reparar las redes. La gran ventaja de nuestro método de trabajo es nuestra capilaridad, es decir, disponemos de un anillo de 3.000 km de fibra óptica y el resto, o bien lo capilarizamos hacia centros de emisión vía fibra óptica, o bien –y esa es nuestra especialidad– lo cubrimos a través de radioenlaces, es decir, antenas que hacen posible que la información circule en forma de señal de radio, de manera que pueda llegar a los puntos donde no se ha podido, por razones orográficas, cablear el territorio.

Presentes en Iberoamérica y Europa

Somos una empresa de telecomunicaciones 100% española, que ha empezado a desarrollar proyectos en otros países. En estos momentos, no solo estamos presentes en Iberoamérica, con obras en Colombia, México y Brasil, sino que también estamos trabajando en Estados comunitarios como Italia.

Equipo humano plenamente implicado

Tenemos la suerte y el orgullo de disponer de un equipo humano apasionado, vocacional y eficiente de 140 personas. Todos ellos están enamorados de su trabajo y, por fortuna, los índices de absentismo, desmotivación y conflicto son nulos.

Satisfacción de los clientes y autofinanciación

Las características de nuestra actividad y el remanente de cartera conseguido gracias a la labor de nuestro Departamento Comercial, y también del boca a boca entre las compañías del sector de las telecomunicaciones, han generado una perspectiva optimista para nuestra actividad, a pesar del duro contexto económico actual. Por otro lado, siempre hemos optado por la financiación privada a partir de nuestros beneficios, lo que ha sido determinante para nuestra supervivencia, porque no dependemos de subvenciones públicas ni de la financiación bancaria.

Trabajo cooperativo e inversión significativa en I+D+i

El crecimiento de las empresas siempre parte del esfuerzo; en nuestro caso, además, es fundamental el trabajo cooperativo y la inversión significativa de recursos en I+D+i. Las ideas pueden surgir de forma individual, pero se mejoran a partir del diálogo y de su contraste. Somos una empresa en continua expansión; la inversión en proyectos de I+D+i nos ayudan a mejorar y crear nuestros servicios, así como a desarrollar y ampliar nuestra red de multiservicios a nivel nacional. Innovamos para satisfacer a nuestros clientes, porque ellos son nuestra razón de ser.

En una década, la velocidad normal de las transmisiones aumentará exponencialmente

Calculamos que en una década la velocidad normal de las transmisiones será de cien megas, cuando en la actualidad la velocidad media es de dos. Este incremento será paralelo a las demandas de los espectadores, porque cada vez consumiremos más televisión por Internet y accederemos a contenidos audiovisuales online. La cuestión será si nuestra rígida normativa permitirá que las compañías puedan adaptarse a este nuevo contexto. Físicamente es factible, pero la legislación vigente es muy restrictiva en cuanto al uso del espectro radioeléctrico. Seguramente el futuro pasará por que las empresas con red de cableado puedan llegar de forma directa a los hogares y el resto, gracias a la tecnología de los radioenlaces, lo hagan mediante señales de radio.

Distanciamiento tecnológico del gran público

La recesión está suponiendo una reducción drástica de las compras de los consumidores medios, que se inclinan por los artículos más económicos a pesar de tener menos prestaciones, por lo que muchas innovaciones y nuevas tecnologías tardarán en consolidarse entre el gran público; lo que no sabemos, sin embargo, es si este distanciamiento tecnológico es transitorio o permanente, de manera que una parte significativa de la población quedará excluida a partir de ahora de las novedades.

En España cada operador ha de instalar su propia red privada de fibra óptica

En la mayoría de los países europeos se ha optado por disponer de una única red de fibra óptica pública que se subcontrata a las diversas compañías. En España, en cambio, se ha optado por la reducción de inversiones económicas, lo que supone que cada operador instale su propia red privada. 

Cooperación con la Universidad de Elche y la Universitat Politècnica de València

Durante el último bienio hemos podido colaborar con la Universidad de Elche y con la Universitat Politècnica de València. La cooperación con centros académicos superiores supone una oportunidad extraordinaria para que los sectores público y privado trabajen en la consecución de objetivos conjuntos, lo que les permite contrastar y mejorar sus sistemas de trabajo.

Falta de pasión laboral

Por desgracia, durante la época de la burbuja inmobiliaria pocos empresarios valoraron el trabajo y la innovación por encima de la consecución rápida de dinero. Muchos de ellos, pues, han carecido de algo esencial para ser felices y realmente productivos para la sociedad: apasionarse por su dedicación; una falta de motivación y entusiasmo que han contagiado a sus empleados. Nosotros, en cambio, siempre hemos creído que, si trabajas en algo que te gusta, tu ocupación laboral pasará a ser un leitmotiv vital.

Escasa sensibilidad tecnológica que propicia la fuga de cerebros

En España mucha gente joven posee ideas tecnológicas brillantes, pero no disponen de la financiación ni del apoyo público, sobre todo por falta de conocimientos y conciencia sobre la importancia del sector, por lo que, si son afortunados, han de recurrir al sector privado para materializarlas. Pese a que el índice de fuga de cerebros se está incrementando, de momento muchos de nuestros talentos tecnológicos siguen comprometidos con el crecimiento del país.

Mal encauzados académica y laboralmente

En las últimas décadas, el factor básico para la elección de un itinerario académico y laboral ha sido el económico, sobre todo entre los titulados superiores. El resultado es una estructura social funcionarial en cuanto a las dinámicas y condiciones laborales. Por ello, debemos fomentar la formación según las actitudes y aptitudes, desmitificando la universidad.

Papel de Europa

En el actual contexto, es necesario enviar un mensaje de optimismo, pero también demandar un mayor compromiso y cohesión de Europa para superar la situación actual con garantías. Debemos avanzar en materia de unidad fiscal y caminar hacia una fórmula de organización análoga a la de los Estados Unidos de América.