Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
RICARDO URGELL MARTÍ.

RICARDO URGELL MARTÍ. GRUPO PACHA

Obra:
Texto del 30/12/2011 .
Fotografía cedida por Ricardo Urgell.
 

Padre del ocio nocturno mediterráneo y de un imperio que se extiende por cuatro continentes, este barcelonés, descendiente de los ilustres pintores Modest y Ricard Urgell, es un apasionado de la luz y el paisaje de Ibiza, fuente de inspiración para una empresa que ha sabido aprovechar el potencial turístico de nuestro litoral, y desde la cual arenga por la recuperación de la ética, la honestidad y el valor del esfuerzo individual y colectivo como vía de crecimiento.

Saga familiar vinculada a la creatividad artística y empresarial

Nací en el seno de una familia de la burguesía catalana con claras inclinaciones artísticas, ya que mi abuelo y mi bisabuelo fueron reconocidos pintores. Mi padre era ingeniero y dirigía la fábrica de motocicletas familiar, que cerró en los años 60. A través de los contactos establecidos desde dicha entidad con el entonces incipiente sector del turismo, decidí enfocar mi actividad profesional y empresarial hacia ese ámbito. Me establecí en Sitges y, con 23 años, empecé a dirigir una escuela de esquí náutico. En 1965 di el salto al mundo de la noche: abrí mi primer bar, Tito’s, en el que ya imprimí las claves musicales y de diseño del grupo, basadas en el carácter mediterráneo y el optimismo. El éxito de este primer local posibilitó que en menos de una década se inaugurasen nueve locales, entre los que cabe destacar el decano Pacha Sitges, que empezó a funcionar en el verano de 1967, y Pacha Ibiza, abierto en 1973, que consolidó y potenció las bases de nuestra filosofía y espíritu, y que se ha convertido en el icono de la compañía y de una determinada forma de disfrutar del ocio nocturno.

Relación muy especial con Ibiza

Aunque me siento muy vinculado con la ciudad de Barcelona, donde nací; con Sitges, donde comenzó mi andadura empresarial; con otros lugares de la costa catalana como Lloret de Mar, donde mis establecimientos también cuajaron, y con Madrid, que me consolidó como empresario nocturno, mantengo un nexo especial con Ibiza, en la que mi concepto de discoteca fue enseguida aplaudido y quedó asociado a la idiosincrasia de la isla, además de ser aquí donde se produjo el rápido crecimiento y la posterior expansión internacional de un grupo que, aun hoy, a pesar de la coyuntura económica adversa, continúa creciendo. Desde la época de la inauguración de Pacha Ibiza soy residente insular, y hasta mi catalán se ha plagado de los modismos de esta isla con la que tanto me identifico y que tan bien me acogió.

Establecimientos alrededor del mundo

Poseemos cinco establecimientos: Pacha Sitges, Sweet Pacha Sitges, Pacha Ibiza, Club Restaurant Cabaret Lio y Hotel Pacha en Ibiza (al que en un tiempo se le sumará otro hotel en la isla de Ibiza, con más de 250 habitaciones). Además, nuestra corporación está formada por 19 franquicias ubicadas en cuatro continentes, que son tanto locales nocturnos como diversos restaurantes y una serie de actividades complementarias: canal de radio, televisión, discográfica, colecciones de ropa y complementos, una revista, perfumes, etcétera. Tenemos prevista la próxima apertura de locales en Poznan (Polonia), Kaliningrado (Rusia) y Zrce (Croacia), además de estar estudiando proyectos en Dubai, Beirut, Dubai, Riga y Chipre.

Connotaciones de la marca Pacha

El distintivo Pacha y las cerezas de su icono se han convertido en un sinónimo de hedonismo, frescura y carácter, apreciado por clientes foráneos y autóctonos de toda índole, algunos muy ilustres. La noche es el momento de la jornada en que cada cual se muestra como de verdad es tras quitarse la máscara con la que se mueve durante el día.

Expansión basada en el sistema de las franquicias

Además de la administración de los locales propios, nos hemos ido encargando de la representación de los 90 establecimientos de la franquicia. Gracias al éxito de Pacha Ibiza, en 1992 inauguramos Pacha Buenos Aires, lo que supuso todo un hito personal, empresarial y social, ya que no solo permitió nuestra salida del ámbito mediterráneo y el inicio de nuestra proyección internacional, sino que posibilitó que un catalán se convirtiese en el propietario del establecimiento de ocio nocturno más exitoso de la capital. Hoy existen establecimientos franquiciados en ciudades tan emblemáticas como Múnich, Sao Paulo, Londres o Nueva York, y estamos trabajando para inaugurar nuevas discotecas en lugares como Bali, Sídney, Puerto Vallarta, Cancún, Los Ángeles o Las Vegas.

Especificidad de las discotecas actuales

La música y los hábitos de los usuarios han evolucionado durante estas cuatro décadas. En estos momentos el disc-jockey tiene una relevancia excepcional, hasta el punto que es la estrella y el reclamo fundamental de un local y, por ello mismo, su caché puede llegar a ser muy elevado. Hemos sabido adaptarnos a los progresivos cambios, pero siempre conservando nuestras señas de identidad: la frescura, la libertad, la comodidad y el glamour.

Claves del éxito empresarial

El secreto de nuestra expansión ha sido la ilusión y el trabajo constantes y la seriedad de la gestión. Ninguna empresa se puede levantar y sostener sin un gran esfuerzo e implicación continuados en el tiempo.

Medalla de Oro al Mérito Turístico en 2004

La concesión de la Medalla de Oro al Mérito Turístico en 2004, durante el ministerio de Rodrigo Rato, nos llenó de satisfacción y alegría, y nos animó a continuar esforzándonos para hacer progresar un proyecto cuyas cuotas de expansión son todavía enormes y que en estos momentos emplea de forma estable a unas 250 personas, cifra que se eleva hasta las 750 durante la temporada alta.

Descuido del principal motor de nuestra economía

Para todas las personas de mi generación es obvio que el turismo permitió que nuestra economía se recobrase de las penurias de la postguerra y que nuestra sociedad empezase a converger con las de su entorno. Posibilitó no solo la obtención de pingües beneficios, sino la apertura de nuestras mentes hacia otros modelos de organización familiar, social y laboral. Sin embargo, jamás ha recibido una verdadera dedicación por parte de nuestros políticos y se ha apostado por modelos obsoletos y de mala calidad en vez de por un turismo estacional de gran calidad. Las infraestructuras, algunos establecimientos y muchos profesionales no están a la altura de lo que los mercados demandan. No se han llevado a cabo las inversiones imprescindibles para potenciar el verdadero motor económico español.

Carencia de una sólida cultura del esfuerzo

La crisis que padecemos es gran parte consecuencia de nuestro talante colectivo. En general, carecemos de una cultura del esfuerzo que potencie y valore el trabajo de los individuos. Tendemos a trabajar cuanto menos, mejor, y a valorar a aquellas personas que han amasado una fortuna sin esfuerzo y de manera rápida y poco transparente. De forma implícita, se aprecia la especulación y se desprecia el trabajo.

Educar a las nuevas generaciones

Dadas nuestras diversas actividades, cada día tratamos con innumerables trabajadores de todas las edades y atribuciones. Por ello, por desgracia, podemos constatar que muchos jóvenes están demasiado acostumbrados a no ganarse nada con su propio esfuerzo. Son muy exigentes con su entorno, pero no tanto con ellos mismos, lo que determina que no sean buenos profesionales, mientras que tampoco son conscientes de sus limitaciones económicas y viven por encima de sus posibilidades. Si de verdad deseamos salir de la situación actual, el nuevo Gobierno debe saber que hay que invertir en educación y valores.

Por la transformación de la cultura laboral y empresarial del país

Para superar realmente este período de recesión debemos transformar la cultura laboral y empresarial del país. Se tiene que valorar el trabajo y el esfuerzo como medios de alcanzar los objetivos profesionales y enriquecerse. Y este cambio ha de empezar desde la educación familiar y escolar. El sacrificio, la rectitud y el consumo ponderado deberían conformar la génesis del ideario educativo.

Un falso clima de bienestar y despilfarro condenado a estallar

Durante los años de bonanza se instauró un falso clima de bienestar y una cultura de las apariencias. La comodidad y el despilfarro se impusieron en todos los ámbitos, por lo que se gastó más de lo que se ingresaba. Era una situación insostenible que por fuerza debía desembocar en la adversa coyuntura actual.

Repercusión de la crisis en el sector del ocio nocturno

La recesión en el sector del ocio nocturno es notable porque ahora se gasta menos. Con todo, debemos considerarnos afortunados, ya que en el sector turístico ibicenco no se ha manifestado de forma tan patente, y los mercados emergentes están muy interesados en adherirse a nuestro proyecto.

Necesidad de una reforma laboral

Siempre he creído en estimular a los empleados mediante sueldos elevados, pero la experiencia demuestra que el confort no siempre estimula la eficiencia. Nuestro tejido productivo sigue siendo, en líneas generales, de “charanga y pandereta”, como decía Antonio Machado. Habría que instaurar un marco legislativo mucho más flexible para el empresario e inflexible para los excesos y la falta de motivación de algunos trabajadores.

Crítica al estamento político

No me interesa la política porque veo que nuestros dirigentes no son coherentes ni realmente honestos con la ciudadanía. El estamento político no obra con profesionalidad, y ni gestiona de un modo adecuado los recursos ni lleva a cabo las imprescindibles reformas profundas, pues está condicionado por sus intereses personales, partidistas y electoralistas, que antepone a los colectivos. Por ende, el exceso actual de gestores dispersa la imprescindible asunción de responsabilidades.