Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. Roberto Garzo Aguarta
ROBERTO GARZO AGUARTA.
Fotografía: Àngel Font.

ROBERTO GARZO AGUARTA. GRUPO GAYPU

Obra:

Texto del 23-10-2012

El responsable de esta empresa de maquinaria expresa su satisfacción ante el alto nivel tecnológico de su producción, que ha podido ser competitiva internacionalmente sin desenraizarse de su región natal. Ello que prueba que la excelencia carece de fronteras, algo que España debería recordar y recuperar mediante el trabajo riguroso y constante, apoyado con medidas de fomento desde el Gobierno, que hasta el momento se ha limitado a contener el déficit.

Componentes metálicos y maquinaria industrial

En el año 2000, siendo directivo de una multinacional española situada en Lleida y dedicada a la producción de equipamientos medioambientales, decidí dar un giro a mi vida laboral y personal. Junto a quien sería mi suegro creé un pequeño taller de calderería en Huesca. Dejaba así un buen puesto de trabajo dentro de una compañía con gran proyección para correr el riesgo que siempre conlleva crear una nueva empresa. Empezamos 12 trabajadores en una nave de 1.500 m2, donde hacíamos piezas metálicas para grandes firmas. A base de esfuerzo y profesionalidad conseguimos crecer y ahora somos 45 personas y contamos con unas instalaciones de 11.000 m2, que están equipadas con maquinaria de última generación, donde encaramos importantes proyectos de futuro. Apoyándonos en los planos y directrices que nos suministran los departamentos de I+D+i del cliente final, que es quien comercializa el producto, construimos remolcadores de aviones, camiones de basura, hormigoneras y grúas.

Desarrollo de la línea Up Lifting Vertical para combatir la crisis

En 2011 decidimos afrontar ofensivamente la actual coyuntura económica y realizamos un cambio estratégico empresarial al abrir una segunda línea de negocio: Up Lifting Vertical, especializada en el desarrollo y la fabricación de carretillas de elevación y grúas de gran tonelaje, proporcionando a nuestros clientes soluciones de carga, descarga y manipulación de productos en entornos variados. Dentro de ella hemos fabricado máquinas como carretillas elevadoras o como la denominada Reach-Stacker, grúa móvil de avanzada tecnología para apilar contenedores en zonas portuarias, de la que somos el único fabricante nacional y el cuarto en importancia de Europa.

Productividad, I+D+i e internacionalización

Toda empresa industrial moderna ha de basarse en tres presupuestos: productividad, I+D+i y exportación. Con el objetivo de mejorar la producción, hemos invertido en la mejor maquinaria de última tecnología para crear tan solo los puestos de trabajo necesarios, pero sólidos y cualificados. En cuanto al Departamento de I+D+i, resolvimos la complejidad que comporta cuando en 2010 una potente empresa oscense del sector cerró, y tres empleados de su oficina técnica, personas de entre 50 y 60 años con gran experiencia o know-how –valioso activo intangible–, pasaron a incorporarse a la empresa. Por último, nuestra vocación exportadora se halla en vías de continuo desarrollo y ya comercializamos nuestros productos en Ucrania, Polonia y Holanda, y hemos establecido nuestros primeros contactos con Francia, Inglaterra y Sudamérica.

Producir en España obliga a la excelencia

Hoy producir en España obliga a alcanzar un alto grado de excelencia en la fabricación de los productos. Además de ello, nuestro reto constante es conseguir adaptarnos a las exigencias del mercado; por eso debemos ser ágiles y dinámicos en todo momento para poder competir con otras empresas del mercado exterior.

Hemos demostrado que desde Huesca se puede ser competitivos

Como estrategia de negocio quizá sería ventajoso hallarnos ubicados en Barcelona, Valencia o Algeciras, pues el 90% de nuestros clientes están en zonas portuarias. Pero somos una pyme familiar arraigada en Huesca, desde donde hemos demostrado que es posible competir con cualquier compañía. De cara a los próximos tres o cuatro años, nuestra intención es ampliar instalaciones tanto dentro como fuera del país.

Fabricación a medida

Nuestro producto está tecnológicamente muy evolucionado y nunca deja de mejorar, porque procuramos adecuarlo a las necesidades del cliente, no importa cuáles sean ni en qué lugar del mundo esté. Este es uno de nuestros puntos fuertes, porque las grandes compañías con líneas de montaje seriadas no ofrecen la personalización que a veces el cliente precisa. Tratándose de un producto hecho a medida, tardamos unos seis meses en desarrollarlo (siempre y cuando sea la primera vez que se fabrique) y otros seis en producirlo.

Importancia de tener una excelente red asistencial

El servicio de asistencia técnica es clave: nadie te compra si no dispones de una amplia red asistencial. El perfil de nuestros distribuidores a nivel internacional es el de aquellas grandes empresas mantenedoras implantadas en los puertos que realizan la asistencia a toda la maquinaria de los clientes finales, que son las empresas logísticas de manipulación de cargas. A ellas les vendemos nuestras máquinas tras un minucioso proceso de homologación.

Proveedores del ejército español

Hay múltiples vías de comercializar el producto, pero destacaría tres principalmente: los mercados nacionales público y privado y el de exportación. El primero de ellos, constituido en su mayor parte por el Ejército, es un gran consumidor de material logístico, y suele requerir especificaciones muy especiales. En el área civil, contamos con un excelente jefe de ventas, cuya labor se ve facilitada por ser nosotros la única fábrica de nuestra especialidad ubicada en el país y por contar con los mejores componentes y aparatos productivos del mercado, lo que nos permite dar un servicio completo y rápido al cliente final.

La robótica en el sector de la soldadura es el futuro

La robótica aúna calidad y productividad. Contamos por supuesto con grandes soldadores homologados, pero el enorme tamaño de las piezas que producimos exige unos sistemas de manipulación muy complejos. El mejor soldador puede fallar, pues no deja de ser humano; el robot, en cambio, permite una óptima continuidad en la soldadura al mantener unos mismos parámetros y características durante períodos muy largos sin que se produzcan fallos.

Máxima competitividad en trabajos específicos

En España, solo las empresas que realicen piezas difíciles y de gran calidad van a subsistir en el mundo del outsourcing dedicado al sector metalúrgico. Las que, por el contrario, fabriquen piezas repetitivas y sencillas, tenderán a desaparecer. Nuestros costes no son competitivos para fabricar algo sencillo; por ello, cuando llega a nuestra fábrica la petición de una pieza demasiado simple, amablemente indicamos que no somos competitivos en este tipo de ofertas. Ahora bien, cuanto más compleja es, más capacidad tenemos de llevarla a cabo de forma inmejorable.

Más tiempo para asumir nuestras culpas

Creo que el ajuste económico resulta imprescindible y que ha de ser duro, en castigo a los excesos cometidos hace años por todos, tanto por el Gobierno como por el resto de la sociedad; sin embargo, los organismos supranacionales, como el FMI, y nuestros socios europeos tendrían que darnos más tiempo para asumir nuestras culpas y permitir que la economía española crezca de forma racional.

Si el país fuera mi empresa

Procuro que mi empresa sea lo más eficiente y competitiva posible y tengo una responsabilidad muy grande con las personas que trabajan conmigo; por lo tanto, mi preocupación es que estas personas cobren su salario a fin de mes y que la balanza de pagos y cobros de la empresa sea positiva; lo mismo debería pasar con el país. Hasta el momento, las reformas implementadas se han limitado a la contención del gasto y han olvidado el fomento del trabajo. La imprescindible reestructuración bancaria, por ejemplo, solo ha servido para maquillar los balances de las distintas entidades y no para que fluya el crédito. Pediría al Gobierno que tuviese el valor de reestructurar el Estado, y para ello debería empezarse por la formación y vocación de los propios políticos.

Evitar duplicidades y cubrir las necesidades de todos los ciudadanos

Nuestra Administración pública ha de ser gestionada por gestores eficaces que sepan impedir gastos insufragables, evitar duplicidades administrativas y cubrir todas las necesidades sociales que demanden los ciudadanos. Asimismo, si queremos un país competitivo y con futuro, debemos luchar contra la economía sumergida y mejorar el grado de educación de los jóvenes españoles, sobre todo en cuanto a los idiomas.

Trabajar con voluntad de esfuerzo día a día

Es un hecho demostrado y admitido por muchos que don Juan Carlos es el mejor vendedor de España como país fuera de nuestras fronteras, y todos nuestros embajadores deberían seguir su ejemplo, porque, de ser así, las empresas nacionales obtendrían un gran beneficio. La política marca los tiempos económicos, y el futuro económico de España está en el extranjero. En cualquier caso, nuestro país no va a ser ayudado ni rescatado por nadie (salvo por intereses de los rescatadores), sino que saldrá de la crisis por sí mismo, y serán las pymes las que ayuden a conseguirlo, porque España, que es un país mayoritariamente de pymes, cuenta con grandes profesionales y personas de mucha valía. Todo se reduce a un axioma muy sencillo: trabajar con voluntad de esfuerzo día a día.

El tema de la secesión sirve para enmascarar la realidad interna del país

Me siento profundamente español. Dicho esto, añadir que durante 10 años trabajé en Cataluña y siempre fui respetado, y jamás sufrí problemas con el hecho diferencial lingüístico. Respeto el anhelo independentista de cada uno, pero creo que hablar de independencia en estos tiempos sirve para enmascarar la realidad interna del país.