Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. Santiago García Serrano
SANTIAGO GARCÍA SERRANO.
Fotografía cedida por Santiago García.

SANTIAGO GARCÍA SERRANO. TRAVILL

Obra:

Texto del 04-12-2012

Las futuras consecuencias socioeconómicas de una política de recortes que ha puesto en brete ámbitos tan esenciales como la sanidad, la educación y la I+D+i preocupan al responsable de esta empresa de transporte terrestre, cuyos continuos contactos con Europa le indican la necesidad de proyectar una imagen unitaria del país si queremos recuperar la confianza de los mercados y sobreponernos a una crisis agravada por la negligencia de los políticos y la falta de crédito.

Empresa de transportes surgida de las cenizas de una compañía familiar anterior

La experiencia como delegado de la empresa familiar, dedicada a la exportación de cítricos, y mis estudios de peritaje mercantil en Suiza me hicieron percibir las perspectivas del sector del transporte en Europa. Al regresar a España, me reincorporé al proyecto familiar, que habían fundado mi padre y mis tíos, y cuyo crecimiento había conllevado su conversión en una corporación que aglutinaba varias entidades, de forma que su filosofía poco tenía que ver con la inicial. En la entidad estaban invertidas todas las posesiones e ilusiones de mi familia; por tanto, cuando por una serie de avatares el negocio se vino abajo, se vio comprometido todo nuestro patrimonio. Ante ello, siguiendo lo aprendido en Europa opté por crear una entidad de transportes. Los comienzos fueron muy humildes y difíciles, ya que emprendimos la andadura con tan solo cuatro vehículos y en un momento de crisis económica. Sin embargo, el proyecto enseguida cuajó y la flexibilidad, la innovación y la adaptación a las diversas coyunturas socioeconómicas han permitido que sobreviviésemos.

Emigrar a Europa en busca de oportunidades

En los años 70, muchos españoles emigraron en busca de oportunidades laborales, lo que mejoró las condiciones de vida de su familia y permitió la entrada de divisas al país. Hoy día nuestros jóvenes se ven obligados de nuevo a salir al exterior, pero ya no como mano de obra no cualificada, sino como profesionales altamente formados que aportan valor añadido a las empresas foráneas.

Carga industrial del sector cerámico, nuestra área de especialización

A pesar de que transportamos todo tipo de mercancías, nos hemos especializado en las cargas industriales y, a causa de la preeminencia del sector cerámico en Castellón, una parte importante de los artículos que trasladamos son azulejos, materias primas y maquinaria vinculados con su producción, además de muebles y complementos de baño.

Un ámbito muy dinámico que diversifica y se internacionaliza

Aunque como entidades relacionadas con la construcción las empresas cerámicas también sufrieron los primeros rigores de la crisis, supieron buscar salidas a la situación al diversificar su producción y orientarse hacia el mercado internacional, lo que les ha permitido sortear la situación compensando las ventas nacionales perdidas con el mercado internacional.

La logística de los trayectos, una tarea delicada y estresante

La logística es un factor determinante en la consolidación y expansión de una agencia de transportes, puesto que, dados los precios actuales de los combustibles, sería impensable realizar el viaje de vuelta sin carga. El gran incremento de las exportaciones en época de crisis a países como Alemania o Francia ha permitido nuestra supervivencia, pero, por la drástica reducción de las importaciones y del tránsito nacional, también ha planteado el reto de organizar rutas de retorno rentables, con lo cual la elaboración de los trayectos se ha convertido en una tarea muy estresante, y los recorridos se han alargado mucho, de modo que los conductores disponen de menos días libres, en parte también porque la dura legislación vigente no les permite alargar jamás la jornada de trabajo, lo que obliga a alargar la semana laboral para cubrir los trayectos.

Programa informático para la gestión de las flotas y dispositivos GPS

Contamos con 25 camiones propios y subcontratamos entre un 10% y un 15% de los servicios. La tecnología nos ha permitido ser más eficientes, ya que disponemos de un programa informático para la gestión de las flotas y todos los camiones están equipados con un dispositivo GPS que nos permite conocer la situación geográfica de cada camión y sus horas de conducción.

Legislación europea sobre transporte terrestre que penaliza a la periferia

La normativa que se aplica en el sector es válida en todo el territorio de la UE; sin embargo, la ubicación condiciona la labor de los transportistas, así que los países periféricos se ven perjudicados. Los chóferes españoles deben operar con el agravio que significa tener que afrontar rutas de unos 2.000 kilómetros de media sin que se tenga en cuenta este hecho a la hora de limitar el número de horas de conducción diarias, y sobre todo semanales.

Diversificación de servicios para adaptarnos a la nueva realidad del mercado

El precio del gasóleo profesional es prácticamente idéntico al del convencional, de manera que cada vez más se reducen los márgenes de beneficio en el sector porque las características actuales del mercado han impedido que pudiésemos repercutir los sobrecostes en los clientes. Para compensar esta tesitura, hemos optado por el fraccionamiento de la carga y la diversificación, lo que nos han permitido seguir siendo competitivos. Hemos conseguido poder trabajar de manera eficiente con unidades de carga muy pequeñas: de hecho, nuestro promedio actual es de poco más de una tonelada, lo que explica que nuestra cartera de clientes se haya incrementado hasta llegar a los 2.300, de los cuales 200 operan con nosotros de forma regular. Paralelamente, hemos ampliado nuestros servicios hacia la logística y, desde hace un año, ofrecemos servicios de almacenaje y distribución de mercancías.

Aprovechar nuestra diversidad y proyectarla como parte definitoria de la marca España

Soy un enamorado de España, un mosaico conformado por distintas regiones con marcadas peculiaridades climáticas, culturales y lingüísticas, y me apena la sensación de fragmentación que ofrecemos al exterior. Debemos aprovechar nuestra diversidad y proyectarla como parte definitoria de nuestra marca nacional, abandonando la pugna regionalista fragmentaria que diluye la fortaleza de nuestra imagen fuera de nuestras fronteras. Hemos de sumar y potenciar los nexos de unión y obviar los aspectos divergentes que merman nuestro carisma internacional y nos restan fuerza en Europa. El turismo basado en la imagen de un país de sol, flamenco y toros nos sirvió de despegue económico en los años 70 y, ahora, la diversidad dentro de la unidad puede ayudar a reconducir la actual coyuntura económica mediante el incremento del número de turistas.

Precipitación en la unificación monetaria europea

La unificación monetaria europea se llevó a cabo de forma poco planificada y precipitada, de manera que las autoridades ni tan siquiera vislumbraron los grandes problemas que provocaría la moneda única. Lo lógico, y sensato, habría sido comenzar por una homogeneización de las políticas económicas y fiscales comunitarias, para después implantar el euro.

El Ejecutivo ha de promover medidas que favorezcan la productividad y el empleo

La reducción del gasto público superfluo ha sido una de las asignaturas pendientes de nuestra democracia, pero la política de austeridad actual se ha excedido en su aplicación y está afectando a servicios indispensables para garantizar la calidad de vida y la prosperidad de las generaciones futuras. En vez de centrarse en el recorte de gasto, el Ejecutivo ha de promover medidas que favorezcan la productividad y el empleo, porque una sociedad capitalista como la nuestra no se sustenta si no se consume.

Pilares de un futuro sostenible

Además de por el impulso de la producción y del consumo, nuestro futuro debe pasar también por el cuidado y la protección del medio ambiente; hemos de apostar por el uso de energías renovables, por los métodos de producción sostenibles y por un consumo responsable que evite la repetición de una nueva era del derroche.

Ilusión y espíritu de sacrificio

El hecho diferencial español respecto a la situación económica de los países de nuestro entorno explica la profundidad de la crisis en nuestros lares: aunque los Gobiernos europeos gestionaron de manera más que deficiente las economías domésticas durante los años de bonanza, las autoridades españolas fueron especialmente entusiastas en el derroche de fondos públicos para la construcción de infraestructuras faraónicas y para el mantenimiento de una estructura estatal desorbitada e ineficaz. Jamás habíamos vivido una crisis como la presente, y para superarla será necesario tener ilusión y espíritu de sacrificio, pues habrá que esforzarse más para obtener menos.

Necesidad de restablecer el crédito

Si deseamos recuperar la competitividad, es imprescindible que las empresas dispongan de crédito. La dificultad de acceso al líquido está causando el cierre diario de compañías, cuyos trabajadores pasan a engrosar las listas del desempleo, lo que aún sangra más nuestras paupérrimas arcas. Es un círculo vicioso que parece no tener fin y que está conduciendo al empobrecimiento generalizado de la población. 

Panorama desalentador propiciado por los errores de nuestros gestores públicos

Ante el difícil –y desesperanzador– panorama actual, los empresarios de mi generación reflexionan sobre los sacrificios realizados y el ingente trabajo desarrollado para restablecer la prosperidad económica del país durante la posguerra y sobre cómo todo ese bienestar construido tras años de esfuerzo e implicación personal se está desmoronando precipitadamente por los errores cometidos por nuestros gestores públicos.