Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. Simón García Taboada
SIMÓN GARCÍA TABOADA.
Fotografía cedida por Simón García

SIMÓN GARCÍA TABOADA. GARTABO / ZAMODIET

Obra:
Texto del 21/09/11 .
 
El compromiso con el entorno geográfico y cultural, la reivindicación del papel del empresario en el mantenimiento y la mejora de la sociedad, y la lucha para conseguir que los trabajadores se impliquen con la empresa son las señas de identidad de este experimentado hombre de negocios del sector alimentario, que cree que la clave para salir de la crisis es la reactivación del consumo, solo posible mediante medidas de liberalismo empresarial.
 

 Vocación por la dietética y la empresa

Cursé estudios de ayudante técnico sanitario en Madrid a principios de los 70. Enseguida me di cuenta de que no me atraía la medicina occidental, sino la recuperación de las fórmulas y las metodologías tradicionales. Mi centro de interés era la dietética, porque consideraba –y sigo haciéndolo– que la alimentación es una fuente de salud y bienestar. Para mí, era imprescindible concienciar a la población de las bondades de la dieta mediterránea bien entendida y poder cambiar así hábitos alimenticios muy nocivos que se estaban consolidando en nuestra cotidianidad. A diferencia de otros países europeos, esta rama sanitaria estaba aún en ciernes en nuestro país, por lo que las oportunidades de negocio eran obvias. Por ello, me decanté por la carrera empresarial después de haber colaborado en temas dietéticos con varias multinacionales.

 Ayudar a otros empresarios a materializar sus proyectos

Junto con mi esposa, participé en distintas sociedades de manera minoritaria para que otros empresarios afines pudieran ver materializados algunos de sus proyectos. Es una fórmula que nos ha permitido crecer y diversificar nuestras actividades empresariales, fundamentalmente dentro del ámbito de la dietética. Concibo al empresario como un ser inquieto, trabajador, práctico, de consenso y comprometido con la sociedad y con el entorno. Somos, en gran medida, los dinamizadores y creadores de riqueza y prosperidad de la sociedad.

 Productos alimentarios que ayudan al bienestar y bodega de vino

Las empresas exponentes de nuestro grupo son Gartabo y Zamodiet, aunque también poseemos otros negocios complementarios, como una fábrica de envases de vidrio que abastece a las empresas del grupo. En principio, la línea básica de nuestro proyecto ha sido la formulación y fabricación, a partir de productos naturales de origen vegetal –en su mayoría provenientes de cultivo biológico–, de productos dietéticos y complementos alimentarios que ayudan al bienestar y la regulación del peso y que se suministran a quienes desean someterse a una dieta de pérdida de peso, siempre bajo la supervisión y el asesoramiento de dietistas sumamente cualificados. Estos productos no sólo se comercializan en el Estado español, sino que también se pueden adquirir en otros países de la Unión Europea, Latinoamérica y Estados Unidos. Con el paso del tiempo, y a través de la empresa Zamodiet, se ha diversificado el proyecto con la construcción de Bodegas Valbusenda. Localizada en el histórico monte del mismo nombre, se encuentra a seis kilómetros de Toro (Zamora) y pertenecen a dicha denominación de origen. Su producción aproximada es de 250.000 botellas anuales de vinos exquisitos, obtenidos, en parte, gracias a las 16 hectáreas de viñedo propio y a la colaboración de agricultores seleccionados de la zona. Nuestros vinos son vendidos de forma mayoritaria en países como Alemania o Suiza. Igualmente, en los últimos años Bodegas Valbusenda está intentando divulgar, entre el colectivo escolar, las características y la riqueza de la cultura del vino a través de su jardín ampelográfico. En él se pueden estudiar hasta 250 variedades de vid diferentes, mediante visitas guiadas por un enólogo en las que también se efectúan catas. Por desgracia, las generaciones más jóvenes tienen un contacto escaso con la naturaleza y desconocen el origen real de los alimentos que consumen. Creemos que este tipo de iniciativas ayudan a promover, por ejemplo, el interés profesional en algunas disciplinas como la ingeniería agrónoma, que pueden repercutir en la mejora de las posibilidades del entorno agrario.

 Denominación de origen de Toro

Al ser vinos de gran intensidad colorante y portentoso cuerpo y estructura, los nuevos métodos de vinificación empleados en los últimos años han hecho que los caldos elaborados con la tinta de Toro sean complejos y sabrosos, acercándolos al gusto del consumidor de vinos en general. Por eso siempre digo que el vino de la denominación de origen de Toro es buenísimo, pero Valbusenda es aún mejor.

 Expansión del grupo

En 2010 se inauguró el hotel-spa Valbusenda de cinco estrellas, en el entorno idílico de la bodega. En sus instalaciones, no sólo se reciben tratamientos de bienestar en uno de los cinco mejores spas de Europa, sino que nuestros clientes pueden catar los mejores caldos procedentes de las 52 bodegas pertenecientes a la denominación.

 Una entidad con futuro

Mis hijos participarán en el futuro del grupo. Aunque les ha costado decantarse por el mundo de la empresa, creo que he conseguido transmitirles la importancia de que conserven y amplíen el legado que tanto esfuerzo nos ha costado. En la actualidad, mi hijo, Mateo García Marino, está directamente involucrado en las labores de gerencia del grupo, mientras que mi hija, Matilde, está formada extensamente en temas vitivinícolas, en los que ha centrado su tesis doctoral. La tardanza de ambos en asociarse al negocio es en gran parte culpa mía porque, por afán de sobreprotección, los mantuve alejados de los sinsabores y el día a día de la empresa. El tiempo me ha enseñado que se les debe involucrar desde pequeños, para que conozcan las ventajas y los inconvenientes de una dedicación como la nuestra y sientan el proyecto como una de sus señas de identidad.

 Compromiso social del empresariado

Decidimos establecer Gartabo y Zamodiet en mi pueblo de origen, Ferreras de Abajo, de 600 habitantes, porque suponía una modo de luchar contra la despoblación del mundo rural. Es sin duda una apuesta arriesgada porque ni los trabajadores suelen tener la cualificación de los de las grandes urbes ni las instalaciones se revalorizan de la misma forma. Sin embargo, la conflictividad laboral es menor, hay más continuidad, estabilidad y compromiso laboral, además de la satisfacción personal de haber creado 80 puestos de trabajo que han contribuido al asentamiento de nuevas familias en la zona. Mayoritariamente, los empresarios somos personas comprometidas con la sociedad y en mi caso con el entorno: salvaguardar el futuro de Zamora es fundamental para mí.

 Cuidado del cuerpo

El secreto de una salud óptima y longeva es gozar de una vida tranquila y apacible y de una dieta equilibrada. Hay que cuidarse desde joven, sobre todo con la ingesta de calorías, ya que tendemos a ser muy sedentarios. De hecho, ese es el principal peligro a la hora de seguir la dieta mediterránea tradicional. Basada en el consumo de alimentos variados y de productos frescos de origen biológico, esta debería ir ligada siempre a una actividad física ligera.

 Merma en el mercado dietético español

Durante los años de bonanza, se incrementó el consumo de productos dietéticos. Era un segmento en gran expansión –habíamos pasado del 7% al 50%–, pero la crisis en nuestro país ha mermado el porcentaje alcanzado a la mitad, ya que las familias han tenido que reestructurar los gastos. Por fortuna, el retroceso se compensa con mercados emergentes en el mundo de la dietética como Italia, Polonia o Francia.

 Desafecto de algunos trabajadores españoles hacia su empresa

En España no hay una verdadera cultura del trabajo, ni una identificación personal del asalariado con la empresa en la que desarrolla su actividad profesional. De hecho, algunos de nuestros trabajadores sienten recelos ante el empresario y no valoran ni su tesón ni su función filantrópica y creadora de riqueza, de puestos de trabajo y de estabilidad para toda la comunidad; por ende, algunos de los empleados son poco solidarios y muy individualistas a la hora de repartirse las cargas, responsabilidades, reajustes y recortes necesarios para superar épocas de crisis.

 Negociar con los sindicatos desde la mutua comprensión

Intento satisfacer las demandas de mis trabajadores desde la concordia y la flexibilidad negociando con sus representantes, pero no entiendo la función actual de los sindicatos. Cada empresa tiene una cultura diferente y los representantes de los trabajadores deben negociar siempre en positivo y pensar en las características de la compañía y en su continuidad, ya que beneficia al conjunto de la sociedad. Deberían entender las enormes cargas económicas y burocráticas que soporta el empresario.

 La reducción del consumo implica la destrucción del empleo

En los últimos años, se ha acentuado la crisis sobre todo por la reducción drástica en el consumo de las familias, porque no se reconoció a tiempo. Se redujeron gastos cuando ya no existía ni producción ni reservas, de forma que no se han podido adoptar medidas eficientes. Hoy es muy difícil tener expectativas claras en nuestras empresas, ya que las ventas bajan continuamente y es complicado establecer planes de negocio en tal contexto. Al reducirse las ventas, se reduce la producción, lo que lamentablemente conlleva destrucción de empleo.

 Necesidad de liberalismo empresarial

El Gobierno debería permitir mayor libertad de acción a las empresas, teniendo en cuenta sus diferentes idiosincrasias; aparte de promover, mediante bonificaciones y estímulos excepcionales, la creación y mantenimiento de puestos de trabajo, necesarios para evitar el empobrecimiento de una parte significativa de nuestra sociedad y asegurar un buen futuro en nuestra tierra.