Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
TOMÁS FLORENCIO PASCUAL GÓMEZ-CUÉTARA.

TOMÁS FLORENCIO PASCUAL GÓMEZ-CUÉTARA. GRUPO LECHE PASCUAL

Obra:
Texto del 11/07/11 .
Fotografía cedida por Grupo Leche Pascual, S.A. de la sede central ubicada en Aranda del Duero.
 

Aunque don Tomás Pascual Sanz ya no esté presente, en la empresa siguen vivos el ánimo y la influencia de su fundador. Hoy es su primogénito quien, desde la presidencia de la compañía, transmite las enseñanzas que le supo infundir su padre, un legado basado en el esfuerzo, el tesón y la humildad. Consciente de la situación actual de España, este empresario apuesta por una reforma educativa basada en los valores cívicos y el conocimiento práctico de las materias.

 Un trabajo honesto y diario orientado hacia el futuro

El objetivo de mi padre fue convertir el negocio en algo que trascendiera más allá de su propia persona. Por ello, la misión de quienes le hemos relevado es dar continuidad a su legado para conseguir que los profesionales que nos sucedan reciban, si cabe, algo aún más trascendente, más fuerte, que les ayude a llegar más lejos que nosotros. Aunque con el tiempo y el esfuerzo de todos nos hemos convertido en una compañía grande, en realidad no dejamos de ser una empresa familiar que ha recibido una cultura y unos valores basados en el trabajo orientado hacia el futuro, a perdurar; un trabajo que ha sido posible gracias a la labor de un gran grupo humano que, unido, conforma el motor que moviliza nuestra visión.

Calidad, excelencia y salud

A día de hoy, Grupo Leche Pascual desarrolla un complejo proyecto empresarial que se inicia en la colaboración más estrecha con el ganadero y el agricultor y concluye en la distribución del producto al consumidor final. En todo este proceso la empresa mantiene la responsabilidad social como uno de sus pilares fundamentales y trabaja para fomentar su compromiso con la calidad, la excelencia y la salud.

Más de 200 productos

Desde su fundación en 1969 Grupo Leche Pascual ha sido –y sigue siendo– una empresa de capital 100% familiar. Actualmente cuenta con una gama de más de 200 productos, nueve plantas industriales, 20 delegaciones y 2.500 personas. La principal actividad del grupo es la preparación y el envasado de leche, yogures y otros derivados lácteos, pero también nos dedicamos a los zumos, el agua mineral, las bebidas y otros productos a base de soja, huevo líquido ultra pasteurizado y tortillas.

Profesionales cualificados y una buena gestión de las relaciones interpersonales

En la actualidad un negocio no puede alcanzar la innovación que le diferencie si no dispone de un profundo conocimiento de la propia empresa y su entorno y, desde luego, del mercado donde opera. Para alcanzar tal conocimiento, es menester tanto la formación individual como una muy buena gestión en la relación entre las personas. Nuestra compañía se asienta sobre tres pilares: la disponibilidad de profesionales altamente cualificados, a quienes se les ofrece la formación necesaria para desarrollar su trabajo de forma óptima; la innovación para crear productos realmente diferenciadores, y la calidad como un compromiso de superación permanente en todo nuestro trabajo.

Formación e innovación constantes: herramientas imprescindibles

La formación es un factor multiplicador del conocimiento y la creación de valor empresarial. Por más que una empresa disponga de extraordinarios profesionales, grandes gestores o destacados líderes, si estos no son capaces de extender a toda la organización su conocimiento, su contribución final acabará siendo nula. La innovación también tiene para nosotros un sentido particular. Nos esforzamos por desarrollar nuevos productos o nuevos modelos de negocio que nos impulsen a ser diferentes y, si es posible, líderes. Pero también supone revisar y mejorar continuamente nuestros procesos y todo aquello que ya tenemos: no solo implica a la estrategia de negocio, sino también a la estrategia de gestión.

Abogamos por la transparencia

Al referirme a la calidad de nuestros productos, aludo tanto a su calidad intrínseca, con la que evidentemente contamos, como también a la confianza que siempre transmitimos al consumidor. Desde nuestros orígenes hemos tratado de ser racionales y muy transparentes en nuestra publicidad y, con frecuencia, hemos mostrado en ella nuestras instalaciones y nuestros procesos completos de producción tal y como son en realidad.

Nuevo campo nutricional: entre la alimentación y el entorno farmacéutico

Como empresa tenemos tres líneas de crecimiento: el desarrollo internacional, la llamada distribución capilar (dentro de las ciudades) y la evolución hacia una alimentación más actual y moderna. Pensamos que nuestro modelo de negocio es exportable y así lo vamos a hacer, ya sea de forma independiente o mediante alianzas con terceros. Hemos conseguido llegar a un porcentaje muy alto de puntos de venta en España, y distribuimos en todo tipo de establecimientos: pequeñas tiendas de alimentación, bares, restaurantes o grandes superficies. En cuanto al aspecto nutricional, nos estamos adentrando en un campo a medio camino entre la alimentación tradicional y el entorno farmacéutico, con el objetivo de encontrar soluciones para aquellas personas que tienen algún desequilibrio en su salud, ya sea obesidad, diabetes o alguna intolerancia alimentaria.

Cercanía con los ganaderos

Nuestro compromiso con el consumidor es ofrecerle la materia prima mejor y más fresca. Por eso, trabajamos muy estrechamente con ganaderos y agricultores para mejorar la calidad y, además, muy cerca de nuestros centros de producción, situados, en concreto, en Gurb en Cataluña y en Aranda de Duero en Castilla y León.

Plan de sostenibilidad ambiental

El medioambiente ha sido y es un aspecto esencial en nuestro desarrollo corporativo. Perseguimos continuamente el ahorro del consumo energético y la reducción de emisiones contaminantes, así como el uso de envases cada vez más ecológicos. La gran evolución de la conciencia medioambiental de las empresas tiene que venir no solo por el efecto positivo sobre el entorno, sino también por el impacto en sus costes.

Hacia una unidad de mercado en el sector alimentario

En cuanto a las normativas del sector alimentario, me preocupa que no se establezcan criterios únicos de mercado en España y Europa: reglas que unifiquen ciertos aspectos como el etiquetado de productos, por ejemplo. Es esencial poner especial atención en los mensajes que las empresas alimentarias transmitimos al consumidor para no confundirlo.

El gran mérito de las pymes

En el contexto de ralentización del crecimiento que ahora experimentamos en España, el pequeño empresario es quien está consiguiendo que, en la medida de lo posible, la situación económica tenga ciertos visos de desarrollo. Creo además que si nuestras circunstancias no son más favorables es porque desde la Administración no se está apoyando a las pequeñas y medianas empresas como realmente merecen.

Necesitamos una reforma educativa

Si me dieran a elegir una reforma para nuestro país, no dudaría en empezar por la reforma educativa. Considero que hemos de educar a nuestros jóvenes incidiendo más en el obrar que en el estar. Ello formaría a personas capaces de considerar el trabajo como algo más que una actividad que aporta una remuneración. Hace ya tiempo que deberíamos haber enseñado a los estudiantes a ser artífices de sus propios destinos. Hemos dado excesiva preponderancia a la formación universitaria, cuando tendríamos que haber dignificado e implantado con carácter general la formación profesional, y desterrar así la idea de que solo el universitario tiene futuro en este país, entre otras razones, porque no es cierto.

No asumir la crisis desde un principio nos perjudicó

No sé si era previsible la llegada de la crisis económica que nos sacude, pero sí creo que, en el momento de hacerse evidente, nuestro Gobierno podía haber actuado con mayor celeridad en busca de soluciones. El retraso en su aceptación solo ha conseguido mantener un estado de incertidumbre que ha hecho a la sociedad escéptica ante cualquier medida de recuperación planteada ahora. Lo peor de esta crisis es no haberla asumido desde el principio, y eso nos incumbe a todos, tanto al Gobierno como a las empresas.

Dificultades de contratación que dañan el servicio prestado

En la presente situación, el estamento empresarial ha dado mucha importancia al coste del despido de los empleados cuando, para mí, lo fundamental es el coste de la contratación y las negociaciones colectivas. En nuestro país, las dificultades para contratar acaban siempre perjudicando el servicio prestado a los clientes, porque no somos capaces de cubrir adecuadamente las estacionalidades del negocio. En general, hemos perdido la oportunidad de realizar grandes reformas y a lo único que hemos llegado es a maquillar algunas situaciones.

Con el tiempo tendremos un buen sistema bancario

Hoy es evidente que buena parte de las cajas de ahorro acabarán desaparecidas o transformadas en bancos. En no mucho tiempo, dispondremos de un sistema financiero correcto, aunque a un alto coste, por el simple hecho de no haber sabido gestionar las dificultades de forma mucho más determinante y expeditiva en el momento adecuado. No opino, en absoluto, que el sistema bancario español haya sido ineficaz, sino tan solo que cierta parte del mismo ha sido gestionada con criterios empresariales y ha permitido que prevalezcan en ella intereses políticos.

El Instituto Tomás Pascual Sanz

Desde el año 2007 el grupo cuenta con el Instituto Tomás Pascual Sanz, entidad sin ánimo de lucro que tiene como objetivo promover y favorecer las actividades de documentación, formación y divulgación científica en los ámbitos de la salud, la nutrición y los hábitos de vida saludables. También el deporte es un eje de actuación y, desde hace muchos años, apoyamos el deporte olímpico, el paralímpico y la Fundación Deporte Joven.