Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
VICENTE GARRIDO CAPA.

VICENTE GARRIDO CAPA. LINGOTES ESPECIALES

Obra:
Texto del 09/11/11 .
Fotografía cedida por Blanca Garrido Martín.
 

Más de cinco décadas como empresario convierten a este emérito emprendedor en excepcional testigo de las distintas épocas político-económicas de la historia reciente de España. Tan privilegiada perspectiva le permite ver con esperanza el futuro, sabedor de que incluso las peores crisis conllevan en sí mismas la estimulante oportunidad de superarlas. Inversión, diversidad y productividad constituyen su fórmula de éxito empresarial.

 Continuaré en mi puesto mientras aún pueda aportar algo a la compañía

Desde que en 1968 se fundó la empresa, esta ha constituido mi dedicación plena. No obstante, a lo largo de mi carrera profesional he venido realizando otro tipo de actividades que he procurado compaginar en horas sueltas con el trabajo empresarial. La empresa, en la actualidad, cuenta con un consejero delegado, un director financiero y un gran equipo de unos 600 empleados detrás, siempre dedicados a proyectos de producción. Llevo ya unos 54 años en esto, pero continuaré en mi puesto mientras me sienta aún en condiciones de aportar algo valioso como presidente a la compañía, que funciona gracias al esfuerzo y a la atención incondicional de todos y al contacto continuado que procuramos mantener con el mercado mundial.

 Diseño, producción, mecanización y montaje de piezas de hierro

Diseñamos, producimos, mecanizamos y montamos piezas de hierro para componentes utilizados, sobre todo, en el ámbito de la automoción, los electrodomésticos y la obra civil. El 70% de nuestra producción está centrada en la industria automovilística; el 30% restante se reparte entre grandes cadenas de electrodomésticos y otros sectores. Realizamos piezas de hierro fundido en series de unas 500.000 unidades. De discos de freno, por ejemplo, realizamos alrededor de 12 millones al año.

 Siempre en primera línea de innovación

Hemos sido pioneros en muchas cosas, siempre situados en primera línea en cuanto a innovación se refiere. Mi labor es la de coordinador entre las diferentes partes cuando surge una idea, que no sirve de nada si no se lleva a efecto. Que esa idea siga perdurando en el tiempo y se mantenga en primera línea tecnológica en el mundo entero supone una gran satisfacción personal. Me encanta producir introduciendo valor añadido en el producto, algo que, en mi opinión, se echa en falta en casi toda España. Ahora nos encontramos investigando un nuevo disco de freno más ligero.

Invertir y controlar los gastos es la única receta empresarial válida

En 1969 estábamos en las 980 toneladas de producción y en 2002 llegamos a las cien mil. Hemos conquistado los mercados exteriores y poseemos homologaciones de calidad total que nos reconocen ante cualquier cliente del mundo. Este avance se ha debido al entusiasmo por realizar bien nuestro trabajo. En 2010 nuestra empresa consiguió unos resultados históricos a base de invertir y controlar, la única receta empresarial válida.

Un 2% de la facturación dedicado a la investigación

El Centro de Investigación y Desarrollo del Automóvil de Valladolid colabora con nosotros y cuenta con una plantilla de más de 300 ingenieros y máquinas modernas para desarrollar su labor. Los procesos de fabricación han cambiado en estos años. Hasta ahora siempre era el cliente quien traía una idea plasmada en un plano, pero cada vez es más frecuente que nosotros aportemos ideas propias. Un 2% de nuestra facturación lo dedicamos a la investigación.

Ideas propias en el diseño de los productos

Apostar por introducir nuestras propias ideas en el diseño de algo nuevo para ofrecer al cliente es algo muy costoso y nada fácil de llevar a cabo. Una industria como Ford, por ejemplo, con tanta tradición, no acepta por las buenas que venga alguien de fuera a innovar para ellos. Sin embargo, paulatinamente las grandes entidades se van abriendo a las ideas ajenas. La clave es ofrecer un producto mejor, que abarate el costo y contamine menos.

Materia prima suministrada por las empresas de residuos

La mitad de nuestra materia prima procede de España y la otra mitad la importamos de Francia, Alemania, Italia y Portugal. Exportamos el 80% de nuestros productos acabados. Los materiales que precisamos nos los suministran las empresas de recogida de residuos, que suelen estar muy bien organizadas y cuentan con un alto grado de exigencia. Aunque hay que decir que no podemos usar cualquier tipo de chatarra y somos muy cuidadosos en su selección.

Una industria pesada pero no contaminante

Un 1,8% de nuestras ventas lo dedicamos a frenar el impacto ambiental de los residuos, lo cual se traduce en un cumplimiento absoluto de la norma ISO 14001 de gestión medioambiental, la más dura que existe actualmente a nivel internacional. Somos una industria pesada pero no contaminante. La arena con carbón negro es muy llamativa, pero no es peligrosa. Siempre intentamos mejorar en este sentido. Por ello, en el solar de nuestra factoría hay unos 4.000 árboles plantados y un gran estanque.

El automóvil sigue siendo un signo de libertad

El futuro inmediato es incierto, pero creo que en medio año se irá abriendo el mercado. Los automóviles no desaparecerán del mundo por mucha guerra que haya contra ellos. El sector supone un 10% del PIB. Un automóvil es un signo de libertad, como el caballo lo fue hace años, y hay que pelear por que el producto se adapte a las necesidades actuales y por que siga mejorando. Un coche de hace 40 años contaminaba como 100 de ahora. El futuro a medio y largo plazo lo veo muy esperanzador, siempre que mantengamos una línea de investigación acorde con el mercado.

La salvación de España reside en crear riqueza produciendo

La única forma de crear riqueza es produciendo. Una de las causas de la recesión actual es que nos hemos centrado en la especulación, la recalificación y las subvenciones sin producir nada de valor a cambio. Han surgido muchos ricos en este país, pero poco o nada de riqueza que poder repartir entre los ciudadanos. La salvación de España reside en conseguir una producción total y permanente, transformando los materiales en algo útil. El 82,5% de todas las transacciones económicas de los últimos años no tenían mercancía detrás; constituían movimientos de capitales que no movían nada en realidad. Los milmillonarios hindúes, a quienes he tenido oportunidad de observar en un reciente viaje a la India, tienen una diversificación productiva estupenda. Aquí todo parece reducirse a porcentajes y participaciones.

Toda crisis tiene como aliciente el desarrollo de la inventiva

España ha pasado por varias crisis en los últimos años. La de 1981 fue una crisis del petróleo de carácter leve, y la de 1993 afectó menos a lo financiero que a lo estrictamente económico. El problema es que la de ahora es una crisis más profunda ante la que no se supieron tomar las medidas que debían haberse tomado. Hay que buscar nuevos mercados sin despreciar nada e invertir en ellos para inyectarles productividad. Las crisis tienen su aliciente, te obligan a buscar fórmulas para zafarte de ella.

Partidario de la economía de libre mercado

No soy partidario de las subvenciones y sí de una economía de libre mercado en la que cada uno se defienda como mejor pueda. En Europa, el 15% del empleo lo genera la industria de la automoción. Si se suspendieran las ayudas que esta recibe, todo seguiría igual. La crisis se produjo, entre otras cosas, por dar dinero a quien no había que dárselo.

Reforma laboral que ajuste las remuneraciones y no perjudique el empleo estable

Por supuesto que hay que realizar una reforma laboral en España. Pero no se trata de instaurar el despido libre ni de dar mayor flexibilidad como denuncian los sindicatos. Sin perjudicar al empleo estable y a los antiguos trabajadores, instauremos una contratación con remuneraciones acordes con las necesidades actuales. Hay que acomodarse a las situaciones que exige cada momento. Grandes compañías como Ford o Chrysler parecen estar haciéndolo. Bastaría con aplicar un sistema de simplificación que consistiera en hacer un solo contrato, en revisar las horas sindicales, que ahora suponen un 5% del costo, y controlar el absentismo, que se eleva a 222 millones de horas perdidas al año –el 14% del PIB–, lo que es más de lo que genera la industria del automóvil por sí sola.

El retoque constitucional, un paso importante para frenar el déficit

Aunque soy contrario a las subvenciones, pueden darse excepciones. La Administración, por ejemplo, debe pagar lo que debe. El retoque constitucional ha supuesto un paso importante para frenar el déficit público. El Plan E de Zapatero, sin embargo, fue contraproducente. Hay que frenar los gastos inútiles que realizamos; pensemos que somos el país de Europa con mayor número de aeropuertos y universidades.

Tanto el Gobierno como las entidades financieras deben transmitir confianza a la nación

Si yo fuera presidente cortaría el gasto público de inmediato. Con las autonomías se han alcanzado tres millones y medio de funcionarios. Tanto el Gobierno como las entidades financieras deben transmitir confianza a la nación. También habría que facilitar el crédito al sector empresarial de acuerdo con entidades financieras privadas u oficiales. La banca dice no disponer de efectivo, y ahora mira mucho a la hora de conceder un crédito qué empresas pueden salir adelante porque no quiere alargar agonías.