Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. Bosco González del Valle
JUAN CASTILLEJO DE ORIOL y BOSCO GONZÁLEZ DEL VALLE CHÁVARRI.
Fotografía: Carlos Gutiérrez Arribas.

JUAN CASTILLEJO DE ORIOL y BOSCO GONZÁLEZ DEL VALLE CHÁVARRI. EDT EVENTOS

Obra:

Texto del 19-06-2012

El principal problema que padece Europa, continente donde la crisis parece haberse enquistado, es haber instaurado una unión monetaria sin haber promulgado antes una laboral y fiscal; un error del que estamos sufriendo los efectos, según recalca Bosco González, al frente de esta empresa, junto a Juan Castillejo, dedicada a la gestión integral de grandes eventos, que en noviembre del año en curso ya celebrará su 25 aniversario, merced a una filosofía de excelencia y servicio.

Un cuarto de siglo prestando servicios con rigor e inventiva

EDT Eventos es la prueba viviente de que, con tesón, esfuerzo y creatividad, pueden realizarse paso a paso todas las ilusiones. Nuestra actividad se inició hace 25 años, ofreciendo el soporte gráfico a ponencias y seminarios, sin intervenir en su organización; un mercado que estaba dando sus primeros pasos en España. Por entonces no existía el programa PowerPoint y funcionábamos con Letraset. Junto a Juan Castillejo, mi socio e íntimo amigo de la infancia, seleccioné las cien empresas más importantes de Madrid y las visitamos con el sistema de proyección norteamericano que en ese tiempo representábamos. Vimos entonces que nuestros posibles clientes eran renuentes a introducir solamente el sistema y que preferían que alguna empresa externa se encargara de organizarlo todo, una demanda que nos decidió a ampliar nuestros servicios.

Nuestra labor resultaba apasionante

Para ello, viajé a Estados Unidos, expuse el problema y propuse ofrecer el servicio integral augurando beneficios a medio plazo. La empresa americana, con buen criterio, al principio no lo aceptó, pero al final llegamos a un acuerdo intermedio y nos pusimos en marcha por nuestra cuenta. Poco a poco, nuestra labor fue haciéndose cada vez más compleja hasta que, finalmente, asumimos proyectos completos, de principio a fin. Fueron años fascinantes de mucho trabajo para mi socio y para mí, que se sustentaron en dos pilares esenciales: nuestras respectivas esposas. He de decir que nuestra labor resultaba tan apasionante como lucrativa. Durante los 10 primeros años, Juan se encargaba de la producción, ornamentación y decoración de los eventos, mientras que a mí me correspondía supervisar los medios audiovisuales. Llegó un momento, empero, en que no dábamos abasto y tuvimos que repartirnos los clientes. Por ejemplo, hoy Juan lleva las constructoras FCC y Realia y las entidades financieras Bankia y Banco Santander y yo me encargo de ACS, Ferrovial, Banesto y BBVA.

Experiencia, especialización y confidencialidad

Ante todo ofrecemos experiencia, que en nuestro sector resulta decisiva. Asimismo, no realizamos cualquier tipo de eventos, sino que nos hemos especializado en los de alto standing, por lo tanto la confidencialidad es también un valor que debemos cuidar. Cuanto más alto sea el perfil de las personas implicadas, más reserva hay que mostrar. En este sentido, también llevamos a cabo encuentros políticos confidenciales, para lo que buscamos lugares emblemáticos a la par que discretos.

Ensayamos con los ponentes, pues supone el 30% del éxito de las comunicaciones el día definitivo

Disfrutamos con el reto de un servicio llave en mano distinto de cualquier otro que hayamos realizado antes. Procuramos crear escenarios acogedores, cuidando al máximo los detalles, donde la puesta en escena resulte cercana, e intentamos conseguir la mayor claridad posible en los mensajes visuales y verbales, esto es, en los discursos. Sin embargo, no siempre logramos que los participantes acaben estrechándose la mano. Realizamos varios ensayos con los ponentes, pues supone el 30% del éxito de las comunicaciones el día definitivo. Conviene leerlas dos veces en el mismo lugar donde se leerán ante el público. El ensayo es mucho más importante que el directo.

Unificar con coherencia todo lo que el cliente necesita

Cuando el cliente nos llama, realizamos un briefing conjunto de lo que desea y nosotros le damos el enfoque final del proyecto. Intentamos unificar todo lo que necesita de forma coherente. En cuanto al contenido, sobre una base previa damos forma a los discursos. Y en cuanto al continente, buscamos el espacio adecuado y ponemos en marcha la escenografía y todo lo que se refiere a medios audiovisuales, decoración, transportes, secretaría técnica, seguimiento de los asistentes, etcétera.

Alto grado de implicación personal

La experiencia y un alto grado de implicación personal es lo que nos posibilita el acceso a los grandes personajes y el poder de convencimiento. Mantenemos un promedio de una década de colaboración con nuestros clientes, lo que les hace proclives a escucharnos y a valorar nuestras sugerencias.

Potenciamos las dotes del ponente

Potenciamos las dotes, muchas veces ocultas, que debe exhibir un ponente a la hora de transmitir un plan estratégico. Le indicamos las coordenadas de cómo ha de hacerlo sin imponerle nada. Él sólo debe comportarse de la manera más natural posible ante el público, lo cual no es fácil. Por lo general le acompaña su propio jefe de gabinete, cuyo terreno procuramos no invadir.

Innovación constante, versatilidad e internacionalización

Contamos con tres departamentos: el creativo, compuesto por 10 personas, que trata con muchos clientes y se esfuerza por que ningún evento se parezca a otro; el de producción, que se encarga de la planimetría y selección del lugar del evento, y el técnico, donde buscamos siempre nuevas aplicaciones a la tecnología en vídeo, luz y sonido para materializar las ideas de los creativos. Las principales cualidades que distinguen nuestro trabajo son, en primer lugar, la constante innovación y, luego, la versatilidad y la calidad, junto con un 50% de internacionalización.

Primera convención de clientes latinoamericanos de Telefónica en plena selva

Este año hemos realizado en China uno de nuestros eventos más destacados. Instalamos con empleados locales la segunda pantalla más grande después de la empleada en las Olimpiadas de Pekín de 2008, y logramos captar y plasmar la idea de proyecto de Telefónica. También montamos en Iguazú, en mitad de la selva brasileña, la primera convención de clientes de Telefónica para Latinoamérica, lo cual tuvo mucho mérito. Llegaban colegios de la zona para ver el montaje.

Trabajar el triple y ganar un tercio

No existe un único culpable de nuestra crítica situación económica sino muchos. La raíz del problema es el país en sí mismo, su mentalidad, que lo ha inducido a buscar un bienestar social desproporcionado. Hemos estado demasiados años gastando más de lo que ingresábamos. Seamos conscientes de que en estos tiempos hay que trabajar el triple a cambio de ganar un tercio, y estoy de acuerdo con la idea de intentar alcanzar una mayor flexibilidad laboral, pero habría que llevarla a cabo con cuidado porque nos movemos en un terreno de arenas movedizas.

Hoy exportar es clave para mantener una empresa en activo

Es un hecho indudable que hemos sobredimensionado la importancia de las autonomías y que en el erario público, en general, se ha malgastado de forma irreflexiva. También me duele ver, como en efecto a veces se da el caso, que una compañía que presenta pérdidas disponga de dos aviones privados para sus directivos. Por contraste, nuestra empresa ha crecido un 20% desde que comenzó la crisis y no necesitamos lujos superfluos. Somos conscientes de lo que cuesta ganar dinero, pues cada euro nos ha costado mucho sudor. Por eso hemos pedido a nuestros clientes que busquen nuevos mercados y traten de deslocalizar sus actividades, porque hoy resulta esencial para mantener una empresa en activo y generar beneficios.

Una unión monetaria sin haber logrado antes una unión fiscal y laboral

Las autoridades europeas no reaccionaron a su debido tiempo, aunque también es cierto que los datos económicos que les llegaban de los países de la Unión estaban bastante maquillados. El problema central que presenta Europa es que ha buscado una unión monetaria sin haber logrado antes una unión fiscal y laboral, ni siquiera en términos regulatorios. Si las políticas fiscal y laboral no logran al final ser homogéneas en toda la Zona euro, será verdaderamente complicado establecer una política monetaria conjunta.

Sentido de la responsabilidad

La empresa privada, aun siendo torpe y lenta en muchas ocasiones, siempre es más eficiente que la Administración pública. Mi objetivo ha sido, ante todo, ser empresario, y he tratado de llevar las cuentas de la empresa con responsabilidad, porque quiero dormir a gusto después de un largo día de trabajo. La suma de pequeñas buenas cosas crea una compañía solvente y fuerte. Me temo que este sentido de la responsabilidad no se da en las Administraciones.

Cotas históricas de economía sumergida

El fuerte crecimiento de la economía sumergida en España en los últimos años es alarmante. Ya hemos alcanzado cotas históricas, superando el 20% del PIB como consecuencia de su vinculación con el estallido de la burbuja inmobiliaria. No podemos caer en la tentación de pensar que la economía sumergida es una parte consustancial de la actividad económica, pues a largo plazo supone un pesado lastre. No me explico por qué no se toman las medidas necesarias para atajar de una vez esta injusta situación.

Desinformación mediática

A consecuencia del gran poder que tienen los mass media, y de los grupos de presión que intervienen en ellos, pocos son los ciudadanos que conocen la auténtica situación del país. El viernes los periódicos anuncian un rescate de cien mil millones, y al lunes siguiente algunas fuentes nos informan de que todavía son necesarios más mientras lo desmienten. Al final, por tanto, los ciudadanos de a pie no saben qué creer.